Economía

El consumo de hogares y los servicios animan un 1,1% la economía andaluza

Entre abril y junio, el PIB regional se anotó su segundo crecimiento interanual, apoyado también en el comportamiento del sector industrial. La evolución de los puestos de trabajo crece tímidamente.

el 11 sep 2014 / 12:46 h.

TAGS:

El sector servicios creció un 1,2 por ciento y tiró de la economía regional en el segundo trimestre del año. / Paco Puentes El sector servicios creció un 1,2 por ciento y tiró de la economía regional en el segundo trimestre del año. / Paco Puentes El segundo trimestre del año continuó la senda emprendida por el primero, de modo que la economía andaluza se apoyó en el consumo de los hogares, de una parte, y en la industria y en los servicios, de otra, para apuntalar la tendencia de recuperación económica. Así, en el periodo comprendido entre abril y junio, el Producto Interior Bruto (PIB) andaluz creció un 1,1 por ciento en comparación con el mismo trimestre de 2013, el segundo alza interanual consecutivo para la economía regional, según los datos de Contabilidad Regional difundidos ayer por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. El comportamiento respecto al trimestre anterior fue más comedido, con un incremento del 0,3 por ciento, frente a las siete décimas de crecimiento intertrimestral registrado en el periodo enero-marzo en comparación con el precedente. Analizando los datos desde la perspectiva de la demanda, estos arrojan que, por segundo trimestre consecutivo, fue el gasto de las familias el que mayor contribución hizo a la economía andaluza, con un avance del 1,6 por ciento, frente al exiguo 0,3 por ciento de gasto de las administraciones públicas. El resultado conjunto fue una aportación de la demanda del 1,2 por ciento, que se tradujo en el PIB en 1,1 puntos porcentuales. Y es que, como señala el organismo estadístico, el saldo exterior (diferencia entre exportaciones e importaciones) se quedó en tres décimas, lo que apenas tuvo impacto en el PIB. La nota negativa la protagonizó la formación bruta de capital –la inversión de las empresas– que sigue sin recuperarse al presentar un retroceso de dos décimas respecto a igual periodo del año pasado. Aun así, cabe destacar que, pese al descenso, ese -0,2 por ciento representa una caída muy inferior a la del trimestre precedente (que fue del -1,3 por ciento) y que puede anticipar que el miedo a invertir está llegando a su fin. Si miramos el lado de la oferta, encontramos que fueron dos los sectores de actividad que contribuyeron a la mejora de la economía. El sector servicios –en plena temporada alta de fiestas de la primavera y en la antesala de la campaña estival – tiró del carro, al crecer un 1,2 por ciento respecto a marzo-junio de 2013, lo que, impactado sobre el PIB, se reflejó en una contribución de ocho décimas. De esta manera, la rama de comercio, transporte y hostelería creció un 2,6 por ciento, y la de actividades profesionales lo hizo un 2,1, protagonizando los dos mejores registros. Junto a los servicios, la industria se anotó una mejoría del 2,2 por ciento, capítulo dentro del cual la industria manufacturera creció el 3 por ciento (aportando dos décimas al PIB). Del otro lado, el sector agrario fue el principal lastre para el crecimiento andaluz, puesto que se anotó un descenso del 2,7 por ciento interanual, pese a que en el primer trimestre del año creció un 9,7 por ciento, y a que en ese mismo periodo pero de 2013 el avance interanual fue del 6 por ciento. Restó una décima, asimismo, la construcción, al anotarse una caída del 1,6 por ciento. La Contabilidad Regional también mide el empleo en términos de puestos de trabajo totales, con una cifra de 2.721.634, el 0,6 por ciento más que hace un año. Según la estadística, el empleo creció más en información y comunicaciones (10,4 por ciento), en actividades inmobiliarias (5,9 por ciento) y agricultura, ganadería y pesca ((5,1 por ciento). La remuneración de los asalariados mejoró un 0,6 por ciento, debido principalmente al alza en el sector primario (5,6 por ciento) y en los servicios (0,9 por ciento), aunque dentro de esta rama destacó la evolución de las inmobiliarias (+8,5).

  • 1