La economía sostenible como marco

el 17 oct 2009 / 19:27 h.

El Proyecto Guadalquivir es el primer paso que da Andalucía en la senda que, con potentes focos, está alumbrando el Gobierno central para "abrir un camino a un nuevo modelo económico", como dice el presidente Zapatero. Y es que, para su diseño, la Junta se ha inspirado en el borrador inicial de la Ley de Economía Sostenible del Estado, un texto incipiente que los ministros comenzaron a revisar en agosto y que, previsiblemente, será aprobado en diciembre en Sevilla, en un Consejo de Ministros extraordinario.

"Es un marco excelente", defienden desde Presidencia y desde Turismo, las consejerías que más peso llevan. La norma busca un "nuevo modelo productivo" a través de apuestas económicas, sociales y ambientales, que debe contar con los "agentes privados" como dinamizadores. Apuesta la ley por la "coordinación" entre administraciones, sobre todo con las locales, y prima el principio de sostenibilidad en todas las actuaciones públicas. Aboga por crear organismos reguladores, como el consorcio del río, y por "agilizar los plazos y flexibilizar los contratos" para impedir que el exceso de papeleo frene las ideas. Dedica un capítulo especial al desarrollo de energías renovables, que Griñán pretende impulsar aprovechando la fuerza del agua, y a la movilidad sostenible, eje básico del proyecto, con sus carriles bici, estaciones de tren y puertos fluviales. Ambos planes apuntan a un "desarrollo rural sostenible" y a una mejor formación de los pueblos del interior para anclar habitantes.

  • 1