viernes, 19 abril 2019
20:06
, última actualización
Local

La economía tensa aún más el debate político

La precaria situación económica que atraviesa el país está provocando que las relaciones entre PP y PSOE sean cada día más tensas. El cruce de acusaciones no cesa y el jueves se vivió otro capítulo de esta guerra. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 12:00 h.

TAGS:

La precaria situación económica que atraviesa el país está provocando que las relaciones entre PP y PSOE sean cada día más tensas. El cruce de acusaciones no cesa y el jueves se vivió otro capítulo de esta guerra. La propuesta del presidente del PP, Mariano Rajoy, de realizar una reforma laboral, sirvió al portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, para recordar que los cambios que realizó José María Aznar en 1997 sirvieron para "abaratar el despido".

En un encuentro con el mundo empresarial celebrado ayer en la sede del PP, Rajoy dijo que el Gobierno "está perdiendo la carrera de la confianza" y de la "credibilidad" necesarias para que España consiga de los mercados internacionales la liquidez y el crédito que necesita la economía. Para ello, señaló que hay que tomar decisiones, "sabiendo lo que tiene entre manos".

Según Rajoy, de las crisis económicas "se sale tarde o temprano", porque una sociedad como la española "acaba encontrando la manera de superarla", si bien advirtió de que el "cómo y el cuándo" se deja atrás dependiendo "de las políticas económicas" del Gobierno que en ese momento la padezca.

El Gobierno "siempre puede hacer algo" con su política económica, para que los ajustes sean "menos traumáticos". El líder de la oposición propuso practicar la austeridad y lamentó que se haya puesto sobre la mesa el debate sobre la financiación puesto que, según dijo, no hay reforma de este tipo "que no suponga un mayor incremento de gasto". Además, criticó los "anuncios sobre políticas sociales que se han hecho" que, a su juicio, no son las "mejores decisiones" que se deberían adoptar en el momento actual.

Sobre estas declaraciones, el portavoz socialista expresó sus "dudas razonables". "No me interesan las declaraciones genéricas, sino las ofertas concretas en política económica del PP, que no conocemos", reclamó.

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aconsejó al líder del PP que empiece reconociendo la solidez del sistema financiero español, que siga resaltando la salud de unas cuentas públicas que permiten al Estado disponer de margen de maniobra para afrontar las dificultades y que acabe apoyando el diálogo social que, según Zapatero, es lo que más confianza genera en la sociedad.

  • 1