Local

La edificación de viviendas nuevas cae hasta el 60%

La crisis sigue ensañándose con el sector inmobiliario. Las viviendas visadas por el Colegio de Arquitectos de Sevilla durante este año cayeron un 46,5% respecto al mismo periodo de 2007.
Foto: Pepo Herrera

el 15 sep 2009 / 19:59 h.

TAGS:

La crisis sigue ensañándose con el sector inmobiliario. Las viviendas visadas por el Colegio de Arquitectos de Sevilla durante este año cayeron un 46,5% respecto al mismo periodo de 2007. El incremento de las VPO no pudo compensar la brutal bajada de los pisos de renta libre.

Desde el 1 de enero al 30 de noviembre de 2008 se visaron 5.947 viviendas de renta libre, frente a las 15.259 autorizadas en el mismo periodo de 2007. En once meses se registraron un 46,5% menos. Una cifra que evidencia la mala situación que atraviesa el sector y que se está traduciendo en niveles de desempleo históricos en la construcción.

No obstante, las viviendas de protección oficial resisten. En lo que va de año se han visado 3.965 inmuebles, mientras que en los primeros once meses de 2007 se autorizaron 3.272, esto es, 693 menos. Sin embargo, este 17,5% de incremento no compensa la drástica bajada de pisos nuevos de renta libre.

En total, en Sevilla se han visado, en los once primeros meses del año, un total de 9.912 viviendas, frente a las 18.531 del mismo periodo de 2007. Así, la certificación de pisos nuevos ha caído a la mitad, en concreto, un 46,5%. La media española, en cambio, es aún peor, puesto que supera el 50%.

A pesar de todo, el trabajo de los arquitectos sevillanos no se está resintiendo tanto como se preveía. Según los datos del Colegio de Arquitectos, entre el 1 de enero y el 30 de noviembre de 2008 se abrieron 11.125 expedientes (reformas, rehabilitaciones, inspecciones...), mientras que en los mismos meses del año anterior se realizaron 8.594 trabajos. Es decir, que la labor de los arquitectos descendió durante este año un 22,75%. Se realizaron 2.531 proyectos menos.

Con todo, la alternativa a la obra nueva parece ser la rehabilitación, las reformas y la inspección. La receta, pues, contra la crisis es la diversificación. Para evitar el cierre de despachos, éstos empiezan a redimensionarse y adaptarse al nuevo mercado, sobre todo porque se prevé que la crisis dure hasta, por lo menos, principios de 2010.

Pronósticos de futuro. El decano de los arquitectos sevillanos, Ángel Díaz del Río, aseguró ayer -tras la toma de posesión del presidente del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Arquitectos, Luis Cano Rodríguez- que la economía no genera suficientes obras, si bien espera que en 2009 se puedan paliar los efectos de la crisis gracias a tres "hitos".

En primer lugar, subrayó que el plan inversor del Gobierno central generará obras (en Sevilla por valor de 124 millones de euros) en breve. De hecho, los proyectos tienen que estar listos el 24 de enero.

En segundo lugar, en marzo entrará en vigor el Documento Básico de Ruidos, un requisito más que deben adjuntar las viviendas antes de ser habitadas. A partir de entonces, materiales, cerramientos, ventanas y puertas deben limitar los decibelios que entran en las casas. Esto supondrá un trabajo extra para los arquitectos y un motivo más para encarecer las viviendas, si bien los arquitectos aún no han cuantificado este nuevo coste. Además, Díaz del Río indicó que han solicitado otra moratoria de seis meses, aunque el colegio está de acuerdo con la puesta en marcha de esta medida para dotar de más calidad a las viviendas.

Además, el 6 de julio del próximo año termina el plazo para realizar la Inspección Técnica de Edificación (ITE) de los inmuebles de entre 75 y 50 años de antigüedad, en total, 7.369 fincas, según los datos de la Gerencia de Urbanismo. Por tanto, los arquitectos tendrán más trabajo. De hecho, en la actualidad hay más de 3.500 edificios antiguos que aún no han pasado la ITE obligatoria, pese a haber vencido su plazo.

"Puede darse un efecto compensatorio por todos estos motivos, pero no sabemos en qué medida nos afectará la crisis", subrayó Díaz del Río, quien también destacó que en provincias como Cádiz o Málaga el descenso del número de visados superó este año el 50%. Por contra, apuntó que en Cantabria, La Rioja o Madrid "la crisis se nota menos".

  • 1