Local

La ejecutiva de IU deja manos libres a Valderas para que cierre el Gobierno

Los dirigentes provinciales envían al líder de la coalición una terna de candidatos a consejeros.

el 02 may 2012 / 20:48 h.

TAGS:

daniel cela l sevilla
La comisión ejecutiva de IU respaldó ayer por mayoría (23 votos a favor y cuatro en contra), poco después de que José Antonio Griñán pronunciara su discurso de investidura, todo el proceso de negociación que ha desembocado en el acuerdo programático y en el gobierno de coalición con el PSOE. A partir de ahí, la dirección del partido ha dejado las manos libres a Diego Valderas para "cerrar todos los flecos del proceso".

El coordinador regional ya tiene vía libre para decidir qué tres consejerías ocupará IU en el Consejo de Gobierno y quiénes las ocuparán. Se da ya por seguro que él mismo se hará cargo de la cartera de Gobernación, con rango de vicepresidencia, y "que mantendrá gran parte de las atribuciones que ahora tiene dicha consejería". Valderas cerrará el organigrama completo del gobierno el viernes en una reunión con José Antonio Griñán.

El diputado y portavoz adjunto, José Antonio Castro, explicó ayer que aún quedan "muchos flecos abiertos que tendrán que decidirse el viernes". El líder de IU llevará a ese encuentro las propuestas de las consejerías a las que la coalición de izquierdas aspira a gestionar, principalmente Turismo y Obras Públicas y Vivienda, aunque Castro apuntó a que las áreas de Educación, Medio Ambiente, Salud e Igualdad todavía no se han retirado de la mesa.

Valderas ha solicitado a todas las delegaciones provinciales una terna de nombres que cumplan con el perfil político necesario para ser designados consejeros. Una de esas personas tendrá que ser necesariamente una mujer, aunque Castro explicó que "no se descarta presentar a dos mujeres". Los nombres que más suenan, de momento, son los de Elena Cortés, exconcejal en el Ayuntamiento de Córdoba y responsable de política institucional en la ejecutiva (para el departamento de Vivienda), y el de Pedro Brenes, actual edil en el Ayuntamiento de Málaga (para el área de Turismo). El portavoz adjunto advirtió de que IU no se rige por "compensaciones territoriales" y que será Valderas en última instancia quien seleccione los nombres en su reunión con Griñán.

La ejecutiva también abordó el tema de la votación de la investidura de Griñán, que tendrá lugar hoy en el Parlamento. La CUT, reacia a pactar con los socialistas, solicitó que se votase sobre la investidura, pero la mayoría se negó alegando que las bases ya habían dado luz verde en el referéndum. La dirección pidió explícitamente al diputado y líder de la CUT, Juan Manuel Sánchez Gordillo, que vote a favor del socialista hoy, advirtiéndole de que el incumplimiento de la disciplina de voto (pese a no estar recogida en los estatutos de IU) podría acarrear sanciones, aunque no concretó cuáles. Gordillo, que ha amenazado con votar en contra de Griñán, pidió ayer la palabra para explicar su posición, pero la retiró antes de intervenir. "Si al final hay incumplimiento, seguramente habrá consecuencias", dijo Castro. El alcalde de Marinaleda salió cabizbajo de la reunión y al ser preguntado por la votación de hoy admitió que "ése es el problema".

La ejecutiva también abordó la elección del senador por designación autonómica. Será el único de IU en toda España, por ello se le ha consultado a la dirección federal sobre el perfil político que esperan de dicha persona, ya que será alguien que se integre en el equipo del coordinador federal Cayo Lara en Madrid. Para este puesto suena el nombre del exdiputado por Córdoba y actual secretario general del PCA, José Manuel Mariscal, pero fuentes de la federación no dieron ayer por cerrado ningún nombre. La última palabra la tendrá Valderas.

Por último la ejecutiva sí respaldó por unanimidad el esquema del discurso del debate de investidura de Valderas. El contenido está consensuado con el PSOE y no dista mucho de la visión política que presentó ayer Griñán en su discurso de investidura: ambos proyectan la idea de levantar un muro contra los recortes sociales que ha planteado el Gobierno de Mariano Rajoy. Valderas concretará más, por ejemplo, avanzará que el adelgazamiento de la administración andaluza se llevará a cabo respetando los derechos laborales de los empleados públicos sin aplicar la reforma laboral. Es decir, habrá despidos pero no con 20 días de indemnización.

28-F. IU se sintió ayer cómoda con el discurso de Griñán. Consideró reflejada su línea política. La formación de Valderas reivindica que se abra un nuevo periodo "que podría ser recordado como el nuevo 28 de febrero de Andalucía", en el que la comunidad "se haga escuchar en el conjunto del Estado". A su juicio, "no hay mejor barrera y mayor garantía contra la corrupción que la transparencia y la participación ciudadana", defendió Castro.

  • 1