Economía

La empresa frena el gasto andaluz en I+D+I

Administraciones públicas y universidades tiran de la inversión en la comunidad

el 18 nov 2009 / 20:42 h.

El colectivo de enseñanza superior fue el que más destinó a I+D.

Aunque se ha erigido como uno de los grandes valores para capear el temporal en tiempos de crisis, las empresas andaluzas decidieron recortar en innovación, al menos durante 2008. Así, si en años anteriores tiraban del carro del gasto en I+D+I, con crecimientos de hasta el 36% en 2007, el ejercicio pasado vieron caer su desembolso en este apartado en un 6%. Aunque no ha sido el único en descuidar este asunto: la partida en innovación y desarrollo por parte de la administración pública creció en 2008 un 7,4%, muy por debajo del incremento que se anotó sólo un año antes, del 19%. Mientras tanto, en la tercera pata en gasto, esto es, en la enseñanza superior, también se redujo el montante destinado a I+D+I, aunque en menos de un punto porcentual, pasando del 12,33% al 11,65%.

En total, la comunidad andaluza destinó un 4,8% más a este apartado -algo más de 1.538 millones-, un dato que demuestra la ralentización experimentada en tan sólo un ejercicio, ya que en 2007 el crecimiento fue de casi el 22%. Esta caída es más fuerte que la vivida a nivel nacional, donde el efecto de la crisis en el gasto en innovación se vio reflejado en un descenso de casi tres puntos porcentuales -del 12,93% al 10,2%-, frente a los casi 17 de la región andaluza, según el Instituto Nacional de Estadística.

En el caso de España, también tuvo una fuerte repercusión la moderación de la inversión realizada por el sector empresarial, aunque, en total, el gasto ascendió a 14.701 millones y alcanzó el 1,35% del Producto Interior Bruto (PIB), mientras que en la comunidad andaluza se situó en el 1,03%. La media nacional recoge que, en cualquier caso, los empresarios invirtieron un 8,3% más en este asunto, mientras que en Andalucía el crecimiento fue negativo en 2008.

Además, en la región, como ya sucediera durante el ejercicio anterior, la primera posición en lo que se refiere al gasto se la apuntó la enseñanza superior -con 661 millones-, seguida de la empresa privada -515 millones- y de la administración pública -361 millones-.

Frente a Andalucía, que se situó entre las comunidades intermedias en cuanto a inversión, las más destacadas fueron Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña, mientras que Castilla-La Mancha, Extremadura y Cantabria fueron las que presentaron mayores tasas de crecimiento respecto a 2007.

Por su parte, el subdirector general de Estadísticas de Empresas del INE, Fernando Cortina, valoró que por primera vez once comunidades superen el 1% del PIB en gasto en I+D.

A pesar del menor aumento de la inversión privada en investigación y desarrollo, consideró que la tasa de crecimiento ha bajado poco, lo que "tranquiliza", ya que significa que "la actividad de I+D está más instalada en las empresas que en años anteriores y hay cierta resistencia a dejarla".

Según este organismo, España tiene un porcentaje de personal e investigadores superior a la media de la UE, a pesar de que el gasto está por debajo a la media de los 15, y sólo por encima de Irlanda, Portugal, Italia y Grecia.

  • 1