Local

La empresa mira en la Gran Sevilla

La construcción del área metropolitana dependerá en gran medida de la iniciativa privada. El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, ya lanzó el guante con su propuesta de crear una plataforma público privada que sea una voz autorizada para captar inversores.

el 14 nov 2009 / 17:54 h.

TAGS:

La capital desde el Monumento de San Juan de Aznalfarache.
Este reto fue cogido al vuelo por los empresarios, que ven la alternativa con buenos ojos, aunque con ciertas condiciones. De hecho, aseguran que están a la espera de una llamada de la Junta de Andalucía para ponerse manos a la obra y dar forma a una idea que, de paso, relega a un segundo plano el modelo de autoridad única planteado en su día por la dirección del PSOE de Sevilla.

 

El consejero señaló que el peso de la inversión para hacer realidad el documento que vertebrará la Gran Sevilla, el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus), no debería estar en manos públicas, sino abanderado por los inversores. Eso casa con la filosofía marcada por el presidente de la Confederación Empresarial Sevillana (CES), Antonio Galadí, que defiende el papel de la patronal "como clave en el desarrollo" de Sevilla y su corona.

En ese sentido, está dispuesto a participar en esa plataforma público privada, pero con ciertos condicionantes. Propone que esta agencia "no sea una excusa para aumentar el número de funcionarios de las administraciones" y, en segundo lugar, que "el sector público no tenga más peso que el sector privado". Para agregar: "No hace falta incorporar más personal porque ya se cuenta con gente bien preparada en la Diputación de Sevilla y las administraciones municipales".

Está dispuesto a iniciar un diálogo para constituir una agencia que tendría como cometido la búsqueda de inversores para la Gran Sevilla. Y es que considera que, aunque el tejido empresarial del área metropolitana está consolidado, "tal vez no sea lo suficientemente grande como para asumir al completo este reto". De hecho, reconoce: "Si no se captan suficientes inversores aquí, habrá que buscarlos en el exterior".

La voluntad reclamada por el consejero también llegó de la patronal de la construcción. El gerente de Gaesco, Manuel Sillero, se sincera al admitir que la creación de nuevos foros tal vez no sea una fórmula que convenza, pero sí se prestarían a aportar su "experiencia" e "impulsar las relaciones entre el sector público y el sector privado". Con ese mensaje, quedaron atrás las viejas reticencias que tenía Gaesco sobre el Potaus, ya que cree que la clave es que, una vez aprobado el documento, trabajen "conjuntamente para hacerlo realidad".

Igual que ocurre con la CES, la patronal de la construcción si que antepone su colaboración a una serie de requisitos previos. Su representante aclara que su respaldo vendrá condicionado a que los suelos que se exploten no se queden sólo para que los empresarios los utilicen, sino que "requieren de una dotación y unos servicios que deben aportar las administraciones". El gerente de Gaesco no duda de que su participación en esta agencia supondría "aportar mucho conocimiento en materia de planificación y secuencia temporal" de las distintas áreas de oportunidad y proyectos previstos en el Potaus.

Esta mano tendida viene después de que el consejero lanzara un discurso diferente al realizado hasta ahora para hablar del área metropolitana, y que consiste en vender la marca Gran Sevilla con la idea de captar inversores para su desarrollo en España, pero también en el extranjero. "El debate de autoridad única limita, y no hay que impulsar mecanismos de tutela, sino ver qué instrumentos hay ya en las administraciones para ser capaces de coordinarlos", aseveró.

  • 1