Economía

La empresa ‘se la juega’ en Innoplay

El IAT impulsa un innovador juego de mesa.

el 23 feb 2010 / 21:23 h.

Gracias al Monopoly aprendimos a invertir comprando famosas calles madrileñas y construyendo en ellas casas y hoteles que nos reportaban siempre grandes beneficios si el contrincante caía en la casilla de nuestra propiedad. Lo malo era que el azar podía devolvérnosla, si bien un buen colchón de dinero podría amortizar la jugada.

Ahora, un innovador juego de mesa aúna de nuevo el entretenimiento con los negocios propios de la actividad empresarial, esta vez permitiendo a sus jugadores invertir en I+D, crear patentes y desarrollar nuevos productos o servicios a nivel real de Andalucía.

Se trata de Innoplay, el juego impulsado por el Instituto Andaluz de Tecnología para fomentar el espíritu emprendedor.Innoplay, que cuenta con la colaboración de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa y la Consejería de Educación, está apoyado por numerosas empresas, centros y parques tecnológicos andaluces, que han puesto en venta su casilla en el juego para que los jugadores la adquieran y puedan emplearla en actividades productivas, haciendo que cada vez escalen más en las fases lógicas de una empresa y, por tanto, consigan un mayor valor.

La iniciativa quiere "dar a conocer cuál es el papel de cada uno de los agentes del conocimiento en Andalucía y promover a su vez la innovación y actitud hacia la mejora de las empresas", según indicó el director del Instituto Andaluz de Tecnología (IAT), Miguel Ángel Luque, en el acto de presentación del juego que tuvo lugar ayer en Cartuja 93. Allí, se dieron cita gran parte de los componentes del sistema andaluz del conocimiento, que están representados en el juego.

En Innoplay se prima la colaboración entre empresas y centros tecnológicos, no se permite especular sino que se puede ganar dinero a través de la innovación. Lo que se pretende es conseguir la excelencia empresarial jugando. Y todo ello a través de la moneda tecnológica talento como divisa de cambio.

Por lo tanto, puede costar 10.000 talentos entrar en un parque científico y otros tantos emplear sus servicios para crear una patente, pero siempre todos estos costes tendrán un beneficio superior al invertido. Ello, unido a las catástrofes propias del mercado -representadas mediante tarjetas- que pueden pasar factura a los propietarios, así como los requerimientos financieros, ponen sobre la mesa el juego original de las finanzas.

No pocas entidades y parques han colaborado con Innoplay. Así pues, están presentes Abengoa, Airbus Military (EADS), Andalplast, Biomedal, Cosentino, Easy Industrial Solutions, Fuerte Hoteles, Grupo Gea21, GreenPower, Guadaltel, Hidral, Inerco, Inés Rosales, Isla Mágica, Isotrol, Iturri, Martín Casillas, Navantia, Neocódex, Puleva Biotech, Sadiel e Ybarra. Además de ellas, otras instituciones han querido participar en el juego.

Los jóvenes invertirán con el tablero

Innoplay será lanzado en un principio de forma gratuita, según se informó ayer en su presentación, si bien el IAT, impulsor de la iniciativa, no descartó la posibilidad de comercializarlo más adelante y distribuirlo a gran escala.

Con la intención puesta en dar a conocer los agentes del sistema del conocimiento entre los futuros emprendedores, fomentar la iniciativa personal y el trabajo colaborativo, aptitudes todas ellas impulsadas desde Innoplay, los alumnos de los institutos andaluces son los primeros destinatarios.

Así pues, una maratón entre jóvenes de distintos centros educativos de las ocho provincias andaluzas serán el espacio elegido para promocionar el juego y a ello se destinarán 3.000 ejemplares. De modo que se desarrollarán diversos campeonatos provinciales, que tendrán lugar entre el 2 y el 11 de marzo. Los ganadores competirán en las finales regionales que se celebrarán el 6 y el 8 de abril en Sevilla y Málaga.

El Maratón Innoplay tendrá, por tanto, dos ganadores, uno de Andalucía occidental y otro de Andalucía oriental. La entrega de premios será en abril.

  • 1