Local

La energía solar sólo llega a cuatro de cada cien hogares

Sevilla, la ciudad del sol, aún no sabe cómo aprovecharlo. Apenas cuatro de cada cien hogares cuentan con placas que atrapen sus rayos y los conviertan en energía. Ahora la ley obliga a que las nuevas viviendas traigan placas de serie, pero poco se avanza si los propietarios de los pisos antiguos no se suman.

el 15 sep 2009 / 06:33 h.

TAGS:

Sevilla, la ciudad del sol, aún no sabe cómo aprovecharlo. Apenas cuatro de cada cien hogares cuentan con placas que atrapen sus rayos y los conviertan en energía. Ahora la ley obliga a que las nuevas viviendas traigan placas de serie, pero poco se avanza si los propietarios de los pisos antiguos no se suman.

Las cifras de Sevilla son similares a las de las demás capitales del sur de España, según los registros del Ministerio de Industria; lo triste es que en Alemania, donde dos terceras partes de las horas diurnas anuales transcurren bajo cielos densamente cubiertos de nubes, se llegue al doble de viviendas con placas.

Para invertir esa tendencia, la empresa Solar y el Colegio de Administradores de Fincas organizaron ayer unas jornadas para instruir a las asociaciones vecinales en el proceso legal y técnico de instalación de placas. "Porque si nos animamos a invertir, desde nuestras casas podremos ser protagonistas de un beneficio para toda la sociedad", apuntó Rafael del Olmo, decano del Colegio.

Según el balance expuesto por Cristina Vega, directora de la Agencia Local de la Energía, Sevilla cuenta con 7.977 viviendas con placas solares, que al año ahorran un consumo de 15.323 megavatios, el equivalente a la energía necesaria para calentar el agua de siete piscinas. Ya existen otras 53 instituciones, como colegios, complejos deportivos y oficinas públicas, donde también se han colocado placas, y de cara al próximo año se sumarán 10 instituciones más al programa local de expansión de la energía solar. Sólo en paneles fotovoltaicos, la ciudad produce ya 5.442 kilovatios a la hora cada año.

Sin embargo, pese a que estas cifras suponen "un buen camino andado", Vega insistió en que es necesario resolver la asignatura pendiente del compromiso ciudadano. Por un motivo simple: el 60% de las emisiones contaminantes a la atmósfera proceden del llamado "sector difuso", es decir, de los particulares, de cada uno de los sevillanos, aunque la mala fama siempre se la termine llevando el tráfico. De ahí la importancia de que también los viejos bloques instalen paneles que amortigüen el gasto desaforado de este "mundo consumista".

Los expertos reunidos ayer por Solar y el Colegio de Administradores explicaron a los portavoces vecinales que el proceso de colocación es "sencillo, relativamente barato y eficiente". Sólo con el apoyo de tres quintos de los propietarios de una finca se puede pedir su instalación, ya que se entiende que es un servicio "de interés general".

Existen subvenciones de unos 500 euros de media por aparato y, además, Endesa se encarga de tramitar con Innovación todos los permisos, la supervisión de ingeniería y la puesta en funcionamiento. Lo único que necesita una comunidad es voluntad para arrimar el hombro contra el cambio climático.

  • 1