martes, 11 diciembre 2018
14:10
, última actualización
Local

La otra enfermera sospechosa de ébola da negativo

La enfermera, Teresa R. R., evoluciona bien y su marido y otro hombre están en observación. Ha asegurado haber cumplido con el protocolo establecido para estos casos, por lo que los profesionales sanitarios encargados de su tratamiento siguen intentado averiguar "si ha habido un fallo por cualquier motivo".

el 07 oct 2014 / 10:26 h.

TAGS:

hospital-pazUna enfermera que trabaja en Cuidados Intensivos del hospital madrileño La Paz, que llevaba desde ayer aislada y en observación en el Hospital Carlos III, ha dado hoy negativo por ébola, según han anunciado fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. La enfermera intensivista, que no había estado en contacto directo con ningún paciente de ébola, no tenía fiebre pero estaba bajo vigilancia por haber presentado un cuadro de diarrea. Dado que los resultados de la analítica conocidos hoy son negativos y que la mujer además no presenta síntomas, se descarta que padezca la enfermedad. Esta enfermera, aunque formaba parte del equipo preparado para atender al misionero Manuel García Viejo en el Carlos III en agosto pasado, en ningún momento fue requerida para atender al religioso. Siguen ingresados bajo vigilancia el marido de la auxiliar de enfermería infectada por el virus, así como un ingeniero español que había estado trabajando en Nigeria, según informó hoy el sindicato CSI-F. A esta persona, que ha dado negativo en un primer análisis de ébola, se le practicará mañana una segunda prueba, según la fuente sindical.La auxiliar de enfermería del hospital Carlos III de Madrid, Teresa R. R.,  contagiada por el virus del Ébola se presentó a unas oposiciones de enfermería el pasado día 27 de septiembre, dos días después de la muerte de Manuel García Viejo. Así lo han señalado hoy en rueda de prensa los sindicatos de la Mesa Sectorial del Servicio Madrileño de Salud, que han subrayado que esto no debe ser motivo de alarma puesto que la transmisión del virus "es de bajísima probabilidad". El ébola no es contagioso hasta que se producen los primeros síntomas y estos no existían cuando la enfermera se presentó al examen. "Como no tenía síntomas, no era contagioso, por lo que aquellos que también acudieron al examen deben estar tranquilos", han señalado. La auxiliar de enfermería infectada por el virus de ébola, que ingresó esta madrugada en el Hospital Carlos III de Madrid, ha evolucionado "favorablemente dentro de las precauciones" a lo largo de la noche y esta mañana, mientras siguen en observación su marido y un varón procedente de otro país. La paciente, contagiada tras atender a los dos religiosos de la Orden de San Juan de Dios fallecidos en el citado centro a causa del ébola, está siendo tratada con suero hiperinmune de un donante anónimo que ha sido contagiado por la enfermedad y que tiene anticuerpos. Esta profesional sanitaria, que participó como voluntaria en el equipo que cuidó a los religiosos, ha asegurado haber cumplido con el protocolo establecido para estos casos, por lo que los profesionales sanitarios encargados de su tratamiento siguen intentado averiguar "si ha habido un fallo por cualquier motivo". "Es una desagradable sorpresa porque no nos lo imaginábamos", han informado en rueda de prensa el gerente del Hospital La Paz de Madrid, Rafael Pérez-Santamarina, y el jefe de la Unidad de Infecciosas del complejo hospitalario La Paz-Carlos III, José Ramón Arribas, tras recordar que después del primer caso, el del sacerdote Miguel Pajares, todo había ido "perfectamente". Junto al suero hiperinmune, han destacado que la otra opción terapéutica que están empleando con la paciente es un antiviral que se ha probado en "animales pequeños". REUNIÓN MINISTERIO SANIDAD CAMAdemás, los responsables sanitarios han detectado que mantuvo contacto con 22 personas de su entorno familiar y profesionales que le atendieron en un primer momento en el hospital madrileño de Alcorcón, a los que se someterá a un "seguimiento continuo por si hubiera algún problema". El marido y otro paciente que ha llegado a España desde el extranjero están aislados en el Carlos III como casos sospechosos de estar infectados, mientras que otra enfermera -que cuidó al religioso Manuel García Viejo- está también aislada y en observación pero no reúne los criterios de sospecha de contagio. La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha informado hoy por videoconferencia a los directores de Salud de las comunidades autónomas sobre la situación. También el Ministerio está en "permanente contacto" con los organismos sanitarios internacionales para informarles del caso, y precisamente la Comisión Europea ha pedido a España que aclare los hechos que han provocado el primer contagio por ébola registrado en Europa. Desde el ámbito sanitario se han exigido aclaraciones a Sanidad y la Organización Médica Colegial ha apelado al "deber deontológico" de los profesionales sanitarios de "denunciar las deficiencias" en el tratamiento de la enfermedad en "tanto puedan afectar a la correcta atención a los pacientes y a su seguridad". traslado-ebolaEl sindicato de enfermería Satse ha pedido que se explique la causa del contagio y ha reclamado a las administraciones competentes "información clara y concisa sobre lo ocurrido y quién o quiénes han sido responsables de ello". Mientras, el Sindicato de Técnicos de Enfermería ha denunciado las situaciones de riesgo a las que se enfrentan los profesionales sanitarios, como demuestra, a su entender, este contagio, y ha lamentado en una nota la infección que "ha sufrido Teresa, compañera técnico en Cuidados de Enfermería". El sindicato CSIT Unión Profesional ha reclamado a las autoridades "transparencia" y ha trasladado su apoyo a la auxiliar de enfermería. Desde los grupos parlamentarios de la oposición se ha reclamado a Sanidad más explicaciones sobre la situación generada tras el contagio de la auxiliar de enfermería, y algunos han pedido que Mato comparezca en el Congreso. El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, ha considerado que no es momento de pedir responsabilidades políticas por la crisis del ébola, pero sí cree que es "urgente" que comparezca la ministra; las autoridades están obligadas a trasladar "seguridad, garantías y tranquilidad", ha argumentado. La portavoz de UPyD, Rosa Díez, cree que Mato tiene que dar una explicación "de un rigor mayor que la que dio ayer" en su comparecencia de prensa, donde en lugar de tranquilizar a los ciudadanos generó "muchas más dudas". "No se puede seguir escondiendo la cabeza", ha asegurado Aitor Esteban (PNV), para quien se deben dar explicaciones sobre lo acontecido "desde la primera decisión que se tomó en el ámbito político hasta la última que ha habido en materia sanitaria". Alfred Bosch (ERC) ha comentado que su partido no va a "hacer sangre" con este asunto sino que va a intentar colaborar para que se resuelva este "grave problema". Por su parte, los portavoces de Sanidad han criticado las explicaciones dadas ayer por Mato y han coincidido en considerar que algo ha fallado en los protocolos para que se haya producido el contagio, a la vez que han exigido transparencia. Lo han hecho en la Comisión de Sanidad del Congreso ante la directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Mercedes Vinuesa, en una comparecencia para informar sobre la repatriación del padre Miguel Pajares, el primer español afectado de ébola, que estaba ya fijada antes de que se conociera que la auxiliar de enfermería estaba contagiada. José Martínez Olmos (PSOE) ha incidido en que la pérdida de confianza que caracteriza a la ministra "es un inconveniente que debe preocupar también al presidente del Gobierno". Contxita Tarruella (CiU) ha lamentado que haya tenido que ser España el primer país en el que se ha producido el primer caso de ébola fuera de África, lo que, a su juicio, "quiere decir que algo ha fallado". Gaspar Llamazares (IU) ha criticado el silencio y el "escapismo" de la ministra y ha considerado que ha fallado la gestión sanitaria. Joseba Aguirretxea (PNV) ha anunciado que va a pedir una comisión de investigación y ha pedido clarificar quién tiene la responsabilidad. Toni Cantó (UPyD) ha asegurado que no hablar genera más preocupación y demuestra incompetencia política y ha calificado de "vergonzosa" la rueda de prensa de Mato. El portavoz del PP Rubén Moreno ha considerado que "son momentos que se ponen a prueba los sistemas sanitarios" y que el español "es un buen sistema", a la vez que ha pedido mantener la serenidad.

  • 1