Local

La epidemia del sobrepeso afecta ya a la mitad de los niños españoles

Uno de cada cinco pequeños presenta niveles patológicos de obesidad, una situación agravada por la vida sedentaria que llevan.

el 30 jun 2011 / 12:50 h.

TAGS:

Una epidemia recorre España: la obesidad infantil. Casi la mitad (nada menos que el 45%) de los niños del país con edades entre los 6 y los 9 años tienen más peso del aconsejable, e incluso el 26% padece sobrepeso y el 19% la enfermedad de la obesidad. Son datos del Estudio de Prevalencia de Obesidad Infantil Alimentación, Actividad  Física, Desarrollo Infantil y Obesidad (Aladino), presentado ayer por la ministra de Sanidad, Leire Pajín.

Este trabajo, que se ha realizado sobre casi 8.000 menores de toda España y cuyo objetivo era analizar, con datos que se puedan medir y comparar y no meras  opiniones, la magnitud de este problema en España, revela que son los pequeños varones quienes más sufren el exceso de peso, ya que hay un 26% de niños con sobrepeso frente a un 25,9% de niñas y un 22% de chavales con obesidad frente al 16% de chicas.

Asimismo, el estudio destaca que los niños con familias con menor nivel educativo y menos recursos económicos son también los que más problemas tienen con la báscula. En concreto, la obesidad y el sobrepeso infantil en niños con familias pobres es del 48%, ocho puntos más que los menores de familias acomodadas y con mayor formación. El informe advierte de que el uso de consolas, ordenadores o el abuso de la televisión inciden en la posibilidad de que aparezcan problemas con la línea.

Así, más de la mitad (56%) de los niños sin consola u ordenador en su habitación presentan un peso saludable, mientras que la mitad de aquellos que sí disponen de estas tecnologías padecen sobrepeso u obesidad.

Además, la alimentación de los comedores escolares es aparentemente mejor que la que se ingiere en casa. Lo demuestra el hecho de que el 56% de los niños que comen en estas instalaciones escolares tienen un peso normal frente al 43% que tienen kilos de más, y sin embargo sólo el 51,7% de los que comen en casa presentan una talla saludable y el 47,6% de ellos superan lo que se considera su peso ideal.

Según Pajín, estos datos demuestran que la obesidad y el sobrepeso infantil en España es “un problema de salud pública importante”, que “sigue creciendo”, como ocurre en el resto de Europa, donde, pese a que sólo el 25% de los países cuenta con datos precisos, como los de Aladino, España se sitúa entre los países con mayor exceso de peso infantil, sólo superada por otros países del arco latino-mediterráneo: Italia, Portugal y Malta. No obstante, destaca la ministra, el crecimiento de la obesidad y el sobrepeso infantil en España se ha “estabilizado”, si se comparan las cifras de Aladino con las del Estudio Enkid (1998-2000) utilizando la metodología de esta última investigación.

Así se constata que la prevalencia del exceso de peso en este sector de la población sólo habría aumentado un punto en 10 años, pasando del 30,4% registrado por Enkid al 31,4% medido por el método Aladino.

En este contexto, la responsable de Sanidad ha anunciado su intención de proponer la puesta en marcha de “medidas concretas” para reducir la obesidad infantil en el próximo pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (Cisns). Entre estas nuevas iniciativas lo previsible es que el ministerio  incluya estrategias específicas, pero también nuevas medidas legislativas, en la línea de la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, o ley del bollicao , recientemente aprobada por el Gobierno y que prohíbe la venta de productos con exceso de grasa y azúcar en los centros escolares.

alimentos saludables. El objetivo de estas medidas, según Pajín, será incentivar el consumo de los alimentos más saludables y desincentivar el de los más perjudiciales para la salud, es decir, aquellos con mayores cantidades de sal, de azúcares o de grasas trans, entre otros. Asimismo, la meta es ayudar a los padres a mejorar la alimentación que le dan a sus hijos en el hogar y también sus hábitos de ocio y de consumo de alimentos en el tiempo libre a través de la información.

“El éxito de la lucha va a depender del apoyo social con el que cuente. Queremos que la sociedad sea cómplice de las medidas contra el sobrepeso infantil, porque no se puede bajar la guardia frente a una realidad que preocupa y ocupa al Gobierno de España”, concluyó Pajín.

  • 1