Economía

La escuela de pilotos del A400M se pondrá en marcha en un año

La formación, el tercer pilar que sustenta el papel que juega Sevilla en el desarrollo del avión militar A400M junto al montaje de la aeronave y su entrega al cliente final, comenzará a ser una realidad en el verano de 2010. La escuela de pilotos proyectada junto a San Pablo no ha resultado inmune a los retrasos en el programa, aunque ya son visibles sus avances.

el 16 sep 2009 / 05:35 h.

La formación, el tercer pilar que sustenta el papel que juega Sevilla en el desarrollo del avión militar A400M junto al montaje de la aeronave y su entrega al cliente final, comenzará a ser una realidad en el verano de 2010. La escuela de pilotos proyectada junto a San Pablo no ha resultado inmune a los retrasos en el programa, aunque ya son visibles sus avances.

Los calendarios han tenido que ser modificados ante las dificultades en el desarrollo del avión que se monta en las instalaciones de Airbus Military (antigua EADS-CASA) en San Pablo. Y, bajo la nueva premisa, que no es otra que las primeras entregas del A400M se producirán tres años después de que el avión protagonice su primer vuelo -un hecho previsto para finales de este año-, los proyectos asociados no han tenido más remedio que adaptarse a las nuevas circunstancias.

Es el caso del centro de formación, más conocido como escuela de pilotos del A400M, y vinculado directamente a la progresión del nuevo avión de transporte militar. El centro, que desde febrero ya se levanta ocupando 13.000 metros cuadrados sobre una parcela de más de 30.000, estaba inicialmente previsto que comenzara a funcionar, como muy tarde, a principios de este mismo año. No obstante, no se contaba entonces con los vaivenes del programa y los retrasos de más de tres años que acumula.

De este modo, el que será centro de referencia en formación y entrenamiento de pilotos y personal de mantenimiento de los productos propios de Airbus Military, tiene prevista su puesta en servicio para el verano de 2010, con lo que las obras, que corren a cargo de la constructora Sacyr, deberían estar concluidas para la próxima primavera, confirmaron fuentes de la compañía.

El nuevo edificio, que vendrá a complementar el conjunto arquitectónico que integran las naves dedicadas a la integración del avión militar más otros hangares y que se levanta junto al aeropuerto sevillano, albergará el entrenamiento y formación de pilotos y técnicos de mantenimiento de los aviones C212, C295 y CN235, aparatos que se producen y ensamblan en Sevilla, y cuyas tareas formativas se venían desarrollando en las instalaciones de San Pablo. Precisamente, los simuladores y las aulas destinadas a estos productos serán los primeros que estarán operativos en un centro que irá tomando impulso de manera progresiva. Luego, se incorporará el A400M.

La escuela tendrá una capacidad máxima en su primera fase de 110 alumnos, si bien, dará servicio en función de la demanda de los clientes que compren sus aviones.

La empresa Conurma ha sido la encargada del diseño del edificio, que tendrá un carácter modular para facilitar una futura ampliación, y que tiene en cuenta la influencia de la arquitectura local con la incorporación, por ejemplo, de patios internos.

Según establece el convenio firmado entre la antigua EADS-CASA y la Consejería de Innovación a primeros de 2007, la inversión de 82 millones de euros que supone el centro -de los que 70 millones los absorben los simuladores y dispositivos de entrenamiento- serán aportados por la agencia andaluza IDEA, en concepto de préstamos, a la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial, que será la propietaria del mismo y la encargada de su equipamiento y dotación.

EADS-CASA, por su parte, responsable de gestionar la construcción, adquirirá los derechos de uso del centro durante los 30 años siguientes a su entrada en funcionamiento, por lo que abonará a la Fundación 96 millones de euros, según reza el acuerdo rubricado hace dos años.

  • 1