viernes, 22 febrero 2019
06:58
, última actualización
Cultura

La escuela-museo de Victorio & Lucchino se va a otra ciudad

«Lo tenemos muy avanzado, es una pena que no pueda ser aquí», aseguran los populares diseñadores

el 23 may 2010 / 18:22 h.

Victorio & Lucchino.
-->--> -->

Una iniciativa económico-cultural perdida para Sevilla. Los diseñadores Victorio & Lucchino se encuentran ultimando las negociaciones para poder abrir la escuela-museo de moda que proyectaron inicialmente para Sevilla en otra capital española, cuyo nombre prefieren no desvelar aún. Este anuncio se produce después de no haber encontrado aquí el respaldo institucional que esperaban para poner en marcha esta iniciativa, concretamente en el Pabellón del Francia de la Cartuja, que abandonaron a finales del pasado año.

La firma de moda tenía previsto crear en el antiguo edificio de la Exposición Universal un Centro Permanente de Innovación de la Moda y el Diseño que iba a albergar la sede de la empresa, un foro de la moda y el diseño, además de la Fundación Victorio & Lucchino, una escuela de diseño reconocida por la Universidad, una red de cooperación empresarial y una plataforma tecnológica. Este proyecto incluía una parte museística, dedicada a la exposición pública de sus mejores trajes.

Victorio & Lucchino abandonaron este idea, así como el Pabellón de Francia, por la falta de apoyo por parte de varias consejerías de la Junta de Andalucía -Educación, Cultura e Innovación-, a pesar de que la administración autonómica negó que tuviese ningún tipo de compromiso en este sentido.

José Luis Medina y José Víctor Rodríguez (Victorio & Lucchino) argumentaron entonces que se trasladaron del Centro a la Isla de la Cartuja en virtud de un preacuerdo suscrito hacía ya cinco años con las administraciones estatal y autonómica.

Ante este panorama, los diseñadores volvieron a instalarse en la antigua casa de Velázquez -su sede de siempre-, en pleno Centro, puesto que sólo estaban ocupando una cuarta parte del Pabellón de Francia y daban ya por perdido el Centro de Innovación de la Moda y el Diseño.

Sin embargo, esta idea ha renacido, aunque en otro lugar. "El proyecto queríamos que se hiciera con ayuda estatal de la Escuela de Moda, se lo propusimos a la Junta y a la Cámara de Comercio, pero no lo consideraron interesante", explica a este periódico José Luis Medina.

Pese a todo, los diseñadores se declaran felices por haber vuelto a la casa de Velázquez. "No teníamos que habernos movido de allí. Pero nos embarcamos en aquello por buscar lo mejor para nuestra tierra, por querer difundir nuestros conocimientos y poder dejar un legado a Sevilla". Y es que este proyecto contaba con una parte cultural, ya que los modistos cedían sus trajes y colecciones más valiosas para que fueran expuestas al público.

"Ahora este proyecto va por muy buen camino, pero para hacerse fuera de Sevilla, en otra ciudad de España que aún no podemos desvelar", dijo el modisto, que añadió que los trámites "están muy avanzado".

A juicio de José Luis Medina, "es una pena" que no fructificase esta empresa en Sevilla. "Pero qué le vamos a hacer. No se puede luchar más de lo que lo hemos hecho. Nuestra única intención era dar trabajo y categoría a la ciudad". Por último, el modisto quiere dejar claro que, a pesar de "lo que se escucha por ahí", "Victorio & Lucchino no han recibido nunca una subvención". "Somos de los únicos diseñadores españoles consagrados que no han recibido ninguna ayuda de la Junta de Andalucía. A ver si se entera la gente", concluye.

  • 1