Local

La esperanza se llama Benjamín

el 07 oct 2012 / 19:34 h.

TAGS:

El alcalde de Alcalá, Antonio Gutiérrez Limones, ayer en la inauguración de la Fundación Benjamin Mehnert.
-->

"El espíritu de Benjamín ha querido hacer realidad esto", decía el sábado alguien en el paseo de galgos que la Fundación Benjamin Mehnert organizó en Sevilla. La misma organización que ayer, después de más de un año de intenso trabajo, abría sus puertas oficialmente en Alcalá de Guadaíra. ¿Pero quién es Benjamín? El perro de la señora Gisella Mehnert. ¿..Y quién es..? Dicho en tono campechano, una buena persona, desde un punto de vista más nominativo, una mecenas, una benefactora. Una apasionada de los animales que, desde Alemania, veía con malos ojos el trato que por estos lares se le daba a los galgos y... por extensión a unas cuantas decenas de especies más. "Había que hacer algo", se dijo.

Y ese algo es la Fundación que une su apellido al de su recordado perro. En cifras, un centro de recuperación de animales maltratados -con especial dedicación al galgo- que ocupa una superficie de 20.000 metros cuadrados con 2.000 de ellos construidos con naves climatizadas para animales, zonas de esparcimiento para estos, dos consultas veterinarias con sus respectivos quirófanos, salas de recuperación, aula educativa...

"Este lugar representa el sueño de las muchísimas personas que en Sevilla y Andalucía son sensibles a esta causa", resume Isabel Paiva, directora del mismo. Hasta la Fundación se desplazó ayer el alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, para dar oficialidad a la inauguración de este inmenso refugio que no tiene parangón en la comunidad. El regidor alabó en su intervención no sólo "el esfuerzo por la creación del centro y su trabajo diario, sino precisamente la labor de concienciación social de respeto y educación que tan unida está a la trayectoria alcalareña de la movilización educativa y los valores de la sociedad".

La Fundación, como se encargan de dejar claro sus responsables, "no es el punto final y sí un lugar de tránsito en el que los animales vivan dignamente hasta que encuentren un hogar", hogares que, a menudo, se hallan a mucha distancia de aquí, en países como Suiza, Alemania y Austria, donde los índices de abandono son ínfimos. "En España, de cada 1.000 perros abandonados el 30% son galgos", asegura Paiva. Por eso, unos y otros tienen cabida aquí, pero los segundos vertebran el sentido original de un espacio empeñado además en demostrar que esta raza puede ser el mejor amigo del hombre posible.

Y además...

Solidaridad también para gamos y muflones

La voluntad de ayudar a todo aquel cuatro patas que esté en apuros es un principio innegociable de la Fundación Benjamín. Por eso junto a perros y gatos, conviven también gamos, muflones, cerdos y burros, entre otros habitantes. “Todos ellos han vivido en su propia piel lo que es el maltrato o, directamente, han sido heridos por alguna trampa ilegal”, explica Isabel Paiva. Con la colaboración del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) ellos llegan aquí para quedarse o, en el mejor de los casos, reintegrarse bien en su hábitat –cuando esto es posible– bien en reservas naturales, “nunca en zoológicos”. Contrarios a este tipo de exhibiciones comerciales de los animales, la Fundación pretende amortizar educativamente la presencia de este tipo de animales en sus instalaciones mediante la puesta en marcha del Aula Educativa:“Con ello pretendemos que el centro sea un punto de acercamiento para niños y jóvenes a la problemática que supone el inadecuado tratamiento que reciben, propiciando así una mayor conciencia y una actitud más respetuosa hacia ellos”, resume la fundadora, Gisella Mehnert, con una convicción que parece inquebrantable. Voluntarios y trabajadores conforman los distintos equipos que asumen las tareas de la Fundación. Además de los patrocionios y las ayudas públicas que puedan recibir, los socios son otra pata fundamental para que su éxito se extienda en el tiempo. Y, aún más importante: “Sacar a un animal permite a otro necesitado entrar”, dicen. Por eso la adopción es su mayor éxito. Si quiere acercarse más al centro visite www.fundacionbm.com.

-->-->

  • 1