Economía

La esposa del dueño de Contsa declara como imputada por la presunta estafa

La juez que investiga la presunta estafa de la inmobiliaria Contsa ha citado mañana, como imputada, a la esposa del empresario, que figuraba como administradora única de numerosas sociedades del grupo.

el 15 sep 2009 / 16:52 h.

La juez que investiga la presunta estafa de la inmobiliaria Contsa ha citado mañana, como imputada, a la esposa del empresario, que figuraba como administradora única de numerosas sociedades del grupo.

Fuentes del caso han dicho a Efe que M.C.B.D. está citada como presunta cooperadora necesaria en los delitos de estafa piramidal, falsedad contable, administración desleal e insolvencia punible por los que su esposo José Salas Burzón cumple prisión incondicional desde el pasado 3 de octubre.

La empresa Contsa, que captaba a pequeños ahorradores con la promesa de intereses de hasta el 40 por ciento, se encuentra en suspensión de pagos desde febrero pasado y el informe de los administradores judiciales recoge un déficit de 86 millones de euros, que Contsa debe a 1.653 inversores.

La esposa de Salas Burzón o sus hijos menores de edad son propietarios del cien por cien de empresas del grupo tales como "Congelados Al Andalus", "Hacienda San Martín", "President Patrimonio", "President Catering", "Tender Financial" o "Contsa Renta Vitalicia".

En su informe, los administradores judiciales aseguran que todas las empresas tenían una "administración y gestión únicas", pues compartían la dirección, departamentos administrativos y sede.

Los dueños de las empresas son la esposa, la madre y los dos hijos menores de edad de Salas Burzón, y además uno de los pisos propiedad de Contsa fue alquilado, por diez años y una renta mensual de 400 euros, al suegro del empresario el 26 de diciembre de 2007, cuando la suspensión de pagos era inminente, según el informe judicial.

Los administradores judiciales dicen en su informe que la contabilidad de las empresas del grupo Contsa "simple y llanamente no refleja la realidad, sino que intencionadamente intenta dar una imagen distinta" y hay tres conceptos "especialmente desvirtuados" que son "los pasivos ocultos, saldos de caja inexistentes y ventas falsas".

Contsa mostraba una "insolvencia absolutamente irreal" con prácticas "expresamente prohibidas por la Ley de Sociedades Anónimas", según los administradores.

La esposa del empresario es la tercera persona imputada en la causa, tras el propio Salas Burzón y un apoderado que declaró ante la juez en marzo.

  • 1