sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Cultura

La Estación, parada obligatoria

Un centro de referencia donde todo tipo de actividades culturales tienen cabida

el 29 jun 2010 / 17:51 h.

Hace sólo seis meses, cuatro personas se pusieron de acuerdo para crear un nuevo centro de gestión cultural en Sevilla. Movidos por su amor al arte hicieron que naciera La Estación  un lugar por y para la cultura.

La iniciativa, llamada Centro de Gestión de Recursos Culturales y Sociales La Estación, está gestionada por la Asociación de Mujeres Labora y por ello muchas de sus actividades está relacionadas con la mujer y el género.

Sin embargo, no es un requisito indispensable. Si por algo se caracteriza este lugar es por la diversidad de eventos que llevan a cabo, ya que su objetivo prioritario es promover todo tipo de expresión cultural .

Desde exposiciones como las de Victor Marín o Fausto, autor mexicano bastante consolidado cuyos cuadros están todavía expuestos en el local, pasando por monólogos, cinefórum, presentaciones de libros y actos sociales de sus propias asociaciones, hasta llegar a la actividad estrella del centro que les está reportando fama en el panorama cultural: la música, concretamente las actuaciones de cantautoras como Rebeca Jiménez o Vicky Gastelo y cantautores como Joaquin Calderón, Rafa Pons, Tontxu o Alfonso del Valle, que también es uno de los impulsores del proyecto.

Según cuenta Milagros Patiño, una de las personas que puso en marcha esta iniciativa, "al principio teníamos que ser nosotros los que llamáramos a los artistas para ver si estaban interesados en actuar o exponer en nuestro local, porque no nos conocían, ya que sólo llevamos seis meses en funcionamiento, pero ahora son muchos los que se ponen en contacto con nosotros, sobre todo gracias al ‘boca a boca' y a los contactos de Alfonso del Valle".

Y parece que les ha funcionado, porque en el tiempo que llevan se han realizado unas 115 actividades relacionadas con la cultura. Aunque, como cuenta Milagros, "ha funcionado porque había una necesidad. En Sevilla no hay espacios suficientes de este tipo y se nota que a la gente les hacía falta porque han respondido muy bien".

La Estación cuenta con tres partes claramente diferenciadas: La parte administrativa y de gestión, desde la cual se están buscando apoyos por parte de organismos oficiales, aunque todavía sólo cuentan con la iniciativa privada.

La sala de actividades, que funciona de forma multiusos y es el ‘alma' del centro, ya que es donde se realizan los conciertos, los monólogos, las exposiciones, en definitiva, todas las actividades culturales que dan vida al lugar. Tiene capacidad para que unas 85 personas sentadas disfruten de los espectáculos.

Y por último, la Cantina, que es un lugar donde la gente puede tomarse algo una vez terminada la actividad. Sin embargo, Milagros resalta que "El local no es un bar de copas, es un centro cultural, de hecho no abrimos si no hay una actividad programada. La Cantina es una iniciativa privada y nos sirve como apoyo para el Centro, ya que cuesta mantenerlo, gestionarlo".

Como dicen ellos mismos, "La Estación es un lugar cálido y acogedor que está a la espera de ser visitada para recibir a las personas que llegan y desearles suerte a las que emprendan su salida".

  • 1