lunes, 22 abril 2019
14:00
, última actualización
Cultura

La estrella de Amy Winehouse se apaga trágicamente a los 27 años

La cantante fue hallada sin vida en su piso de Londres, después de conocer un éxito fulgurante y el infierno de la adicción

el 23 jul 2011 / 17:02 h.

La cantante británica Amy Winehouse.

La cantante británica Amy Winehouse fue encontrada ayer muerta en su casa de Camdem, en el norte de Londres. Fuentes del sello discográfico de la cantante, Universal, fueron las encargadas de confirmar su muerte a los 27 años de edad, posiblemente por sobredosis de drogas, según informa la cadena británica Sky News.

 "Estamos profundamente entristecidos por la súbita pérdida de una cantante y artista con tanto talento", indicó la discográfica en un comunicado. "Nuestras oraciones van a la familia de Amy y sus amigos en este momento tan difícil", añadió la nota.

Previamente, un comunicado emitido por la Policía y recogido por el portal TMZ, en el que no se identificaba el nombre de la cantante, señalaba que "el servicio de ambulancias de Londres llamó a la Policía para que se dirigiese a Camden antes de las 16.05 horas -hora local-, del sábado 23 de julio, tras recibir la información de que una mujer había sido encontrada muerta". Según ellos, las circunstancias que rodean a la muerte de la mujer todavía no pueden ser explicadas.

La cantante y compositora inglesa, conocida por su adicción al alcohol y las drogas, así como por sus constantes problemas legales, debutó en 2003 con el álbum Frank, con el que logró críticas muy positivas. Con su segundo álbum, Back to Black, publicado en 2006, logró 6 nominaciones a los Grammy, obteniendo finalmente cinco de las seis estatuillas.

Su fulgurante estrellato se vio jalonado, no obstante, por continuos escándalos, rumores acerca de su adicción y giras canceladas. Su leyenda incluye vídeos que circulaban por internet en los que presuntamente se la veía fumando crack, hospitalizaciones varias, desnudos en señal de protesta en medio de un hotel del Caribe, agresiones a sus propios fans y hasta un sonado divorcio, el que pidió en julio de 2009 a su marido, Blake Fielder-Civil .

Eso por no hablar de las muchas veces que subió a escena en lamentable estado etílico, o el grave desaire que le hizo al rey de los zulúes, Goodwill Zwelithini kaBhekuzulu, al llegar ebria a un discurso suyo y quedarse dormida en el curso del acto.

Winehouse había cancelado recientemente su gira europea tras ser abucheada en Belgrado por su vergonzosa actuación, en la que se presentó una hora tarde, entró tarde a cada una de sus canciones, desapareció del escenario varias veces, se tambaleó, se descalzó e interrumpió el concierto para hablar con la banda, desconcertada por su comportamiento. Los fans, que habían pagado 50 euros por verla, no se lo perdonaron.

El 12 de junio se presentó en un pequeño club de Londres para ofrecer una actuación que desató comentarios muy optimistas sobre su estado de salud y sobre su último paso por rehabilitación. Se suponía que aquel concierto, el primero desde el fiasco de su minigira por Latinoamérica, era solo el calentamiento de su gira europea, que empezó en Belgrado, donde se confirmó que Winehouse estaba bastante lejos de estar rehabilitada.

Las redes sociales hervían ayer de comentarios acerca de la coincidencia que relaciona a algunas de las más grandes figuras del pop y el rock de todos los tiempos: todas ellas murieron a los 27. A esa edad murió el cofundador de los Rolling Stones, famoso por la frase: "Sí, quiero ser famoso. Y no, no quiero cumplir treinta años". La misma suerte corrió el bluesman Robert Johnson, fallecido en extrañas circunstancias; Janis Joplin, muerta por sobredosis de heroína; Jim Morrison, también hallado muerto en su piso de París; y Kurt Cobain, que se suicidó a los 27. Y también fue el caso de Jimi Hendrix, que murió a esa edad por una mezcla de alcohol y somníferos.

A lo largo de toda la tarde de ayer se sucedieron las expresiones de tristeza por la pérdida en el mundo del espectáculo, muchas de ellas expresadas por twitter. Así, el cantante y pianista Jamie Cullum escribió a través de esta red: "He compartido momentos maravillosos musical con Amy. Me siento muy afortunada de haberlo hecho. Ella era una persona maravillosa con un talento extraordinario".

El también cantante Ricky Martin, por su parte, decía: "Me acabo de enterar. Qué dolor y que coraje. Es muy fuerte. Descansa colega, descansa. Eres libre!". Y el cantante Eduardo Cruz, hermano de Penélope Cruz, agregaba: "RIP Amy Winehouse. Con tanto talento y tan joven".

"Hoy le decimos adiós a una de las más grandes de la música", lamentaba la mexicana Paulina Rubio, mientras que su colega italiano Eros Ramazzotti decía sucintamente: "Ciao Amy".

Desde Sevilla, Pastora Soler confesaba: "Me he quedado impresionada con la noticia de la muerte de Amy Winehouse!! Sin palabras!". Y al otro lado del océano, la actriz Jessica Alba manifestaba: "Muy triste por Amy Winehouse. Tenía tanto talento..." Finalmente, la actriz Demi Moore se dolía en estos términos: "Muy triste por Amy Winehouse. Mi corazón está con su familia. Que su conflictiva alma encuentre paz".

 

  • 1