Local

La ‘eterna’ Ciudad de la Justicia

La Junta y el Ayuntamiento se enfrascan en un nuevo debate que no hace más que atascar el proyecto.

el 09 ene 2012 / 21:08 h.

TAGS:

El anterior Gobierno municipal cedió a la Junta un solar en Los Gordales para levantar la Ciudad de la Justicia.

El debate de la Ciudad de la Justicia vuelve a estar estos días en los medios. Pero una vez más el asunto no es más que eso, un debate que enfrenta ahora a la Junta y al Ayuntamiento sin que esto beneficie a un proyecto que lleva 12 años atascado. Ayer, el PSOE volvió a la cargar recordándole una vez más al alcalde, Juan Ignacio Zoido, que la falta de metros en el Prado hacen "inviable" mantener allí las instalaciones judiciales. Esto después de que el consejero de Gobernación y Justicia, Francisco Menacho, y Zoido se hayan vuelto a lanzarse mensajes a través de la prensa, pero sin que se produzca de una vez por todas un encuentro que desbloquee la situación.

La polémica saltó el domingo tras conocerse que Menacho había enviado una carta al alcalde para conocer su "postura oficial" sobre la ubicación de la Ciudad de la Justicia. El consejero asegura desde hace meses que sólo conoce por la prensa la intención de Zoido de mantener las instalaciones judiciales en el Prado, una opción que el actual regidor anunció en campaña. Menacho ha reiterado en innumerables ocasiones que la Consejería tiene en la mano un acuerdo rubricado por el anterior Gobierno municipal para cederles un solar en Los Gordales, que permitiría iniciar la obra de dos edificios. Es una parte de la parcela no afectada por el pleito judicial que mantiene el Estado (propietario del suelo) contra la Junta por la edificabilidad de los terrenos. El consejero asegura que se está trabajando en el estudio de necesidades de los inmuebles, en virtud de este acuerdo.

Sin embargo, Menacho envió hace 15 días una carta a Zoido para conocer si mantiene o no dicho acuerdo, sin que obtuviera respuesta. El Ayuntamiento contestó con un comunicado de prensa en el que se dejaba claro que se seguía apostando por el Prado, siempre y cuando el proyecto sea compatible con el paso de la línea 3 del Metro, de cuyos estudios se está a la espera. En dicha nota, el Gobierno local acusó de intereses partidistas "a quienes ocupan el Gobierno andaluz" por exigir "en menos de dos semanas" una respuesta a un asunto "tras 12 años de retraso, la no retirada del contencioso sobre el terreno de Los Gordales y la falta de compromiso de financiación". Además, incidió en que el alcalde "sigue a la espera de una reunión solicitada hace más de cuatro meses al presidente andaluz, José Antonio Griñán, en una carta para abordar los proyectos irrenunciables para Sevilla entre los que se incluye la Ciudad de la Justicia".

La guerra de acusaciones continuó ayer. El portavoz socialista, Juan Espadas, exigió a Zoido que "deje de deshojar la margarita" y se posicione firmemente, con rigor y "seriedad de alcalde" sobre un proyecto de Ciudad de la Justicia, acusándolo también de "estar más pendiente de las próximas elecciones andaluzas que de sacar proyectos buenos para la ciudad adelante". Espadas le pidió que despeje ya las dudas y que deje de "lanzar globos sonda sobre suelos alternativo", en referencia, al proyecto que tiene sobre la mesa el Ayuntamiento de llevar la Ciudad de la Justicia a Buen Aire, tal y como adelantó este periódico.

Espadas volvió a recordar que el proyecto en el Prado es "inviable", lamentando que al dejar el proyecto pendiente de los estudios de la línea 3 del Metro "sólo persigue volver a parar el reloj del proyecto". Unas palabras que hicieron reaccionar de nuevo al Gobierno local que, a través del portavoz del PP, Juan Bueno, volvió a criticar el "arrebato electoral" del PSOE y pidió "respeto" para los intereses ciudadanos, ya que "en tres meses se pretende arreglar todo lo que queda pendiente en la ciudad".

Sin embargo, ni Ayuntamiento ni Junta ha dado el paso en firme para reunirse y, de una vez por todas, solucionar el problema. Ambas partes aseguran que es un paso que debe dar el otro, mientras el mundo judicial, harto de esperar, ya prefiere ni pronunciarse. Son ya 12 años y no hay ni una ubicación clara.

  • 1