La exhumación de una víctima no dependerá de sus familiares

El Protocolo de exhumaciones de víctimas de la Guerra Civil protegerá el derecho de los fusilados por encima del deseo de sus allegados.

el 29 sep 2009 / 20:09 h.

El monolito que señala el lugar donde enterraron a Lorca.

El Protocolo Andaluz de exhumaciones de víctimas de la Guerra Civil y la Posguerra se oficializó ayer, tras la correspondiente publicación en el BOJA de la Orden de la Consejería de Justicia y Administraciones Públicas en el que se aprueba.

Esta orden regula el procedimiento y protocolo por el que deberán regirse las exhumaciones para coordinar todas las actuaciones en torno a la recuperación de la Memoria Histórica y el reconocimiento institucional y social de las personas desaparecidas durante la época.

Podrán acogerse a esta norma los ayuntamientos, las entidades sin ánimo de lucro que incluyan entre sus actividades las relacionadas con el ámbito de actuación de la norma, y los descendientes directos de las víctimas.

La orden recoge que los intervinientes deberán mantener la confidencialidad de cualquier dato o información obtenida en el desarrollo de las actuaciones, correspondiendo en exclusiva a la Consejería de Justicia y Administración Pública decidir sobre la publicidad de los mismos y la forma de hacerlo.

El protocolo precisa que la oposición a la exhumación por parte de cualquiera de los descendientes directos o de las entidades que los representan será ponderada por la consejería, que decidirá la realización total o parcial de los trabajos o la cancelación de los mismos. Además se indica que los restos identificados se dispondrán "según el deseo de los familiares" y los no identificados "se inhumarán en el cementerio de la población donde se halla la fosa o en el lugar autorizado por la administración competente".

La publicación y entrada en vigor de la orden coincide con los trabajos previos a la apertura de la fosa de Alfacar (Granada) donde supuestamente yacen los restos de Lorca.
En el terreno político, Diego Valderas, coordinador regional de IU, volvió a exigir ayer a la Administración andaluza que se haga responsable de la exhumación de los restos aparecidos a principios de mes en la localidad onubense de Escacena del Campo, y que podrían pertenecer a represaliados de la guerra.

  • 1