Deportes

La expedición del Betis fue increpada por los béticos en Atocha

Ni siquiera Rafael Gordillo se libró de las quejas de los seguidores. Mel conversó con algunos de ellos en el AVE de vuelta.

el 28 oct 2013 / 13:40 h.

El viaje de vuelta del Betis desde Madrid a Sevilla fue muy desagradable. En primer lugar, por la goleada recibida en el Vicente Calderón. Y en segundo, porque un grupo de aficionados que también viajaron a la capital del país a ver ese duelo contra el Atlético increpó a todos los componentes, desde Pepe Mel a los futbolistas pasando incluso por Rafael Gordillo, en la estación de Atocha. El incidente fue verbal y por supuesto no hubo conato de acercamiento físico, pero los jugadores vieron de primera mano el enorme enfado que su actuación provocó entre los seguidores verdiblancos. También el entrenador, que aprovechó que muchos de los allí presentes cogían el mismo AVE que el equipo para conversar con ellos, ya con más tranquilidad, y pedirles que apoyen al equipo en el importantísimo choque que se avecina el jueves contra el Levante. "Es lo normal, podía pasar, pero yo quiero quitar toda la presión quep ueda a los futbolistas para que no les tiemblen las piernas. Quiero que trabajen con intensidad y sin ningún problema", ha explicado hoy el míster. El mosqueo de los béticos era tan grande que de los improperios no se libró ni Rafael Gordillo, actual presidente de la Fundación del Betis y cabeza visible de la representación institucional en el palco del Calderón.

  • 1