Local

"La exposición de El Correo es la historia de todos y cada uno"

Conoce bien Sevilla y, por ende, la historia de El Correo. Desde hace dos años dirige el equipo de trabajo que se ha encargado de condensar en una muestra los 110 años de vida del periódico decano de la prensa sevillana. El comisario de la exposición avanza las líneas maestras de este paseo por la historia de El Correo.

el 28 sep 2009 / 16:37 h.

TAGS:

(Vídeo: Paco Torres)

-¿Cómo surge la idea de esta exposición y en qué se basa?
-El director me lo confió hace dos años. Desde entonces me preocupé por ver exposiciones similares. En seguida me di cuenta de que no se podía hacer una simple reproducción de periódicos. Además El Correo, como decano de la prensa sevillana, posee noticias que no tienen otros periódicos actuales. También, a diferencia de otros, no ha tenido una vida lineal, sino mucho más sinuosa, pues empieza siendo un diario católico, después pasa por las vicisitudes de la dictadura... Y en tercer lugar, por ser un diario católico, llegan los aires renovadores del concilio Vaticano II y se convierte en el periódico más progresista y más luchador por las libertades no solamente de Sevilla, sino probablemente de toda España. Teníamos, por tanto, una historia en zigzag, y eso para una exposición resultaba más que atrayente.

-¿Cuál es el hilo conductor de la muestra?
-Sevilla, Sevilla y Sevilla. Aunque habrá días en los que la emoción le venga de fuera, como cuando Armstrong pisó la luna o el día que asesinaron a Kennedy. Aquí, como en el resto del mundo, no se hablada de otra cosa. Siempre he procurado que en ese guión no estuviera la Sevilla de siempre, sino una Sevilla muy de a pie de calle, con figuras que a veces no son muy recordadas pero que en un determinado momento alcanzaron una importancia fundamental, como por ejemplo, la coronación de la Virgen del Rocío que se promueve desde las páginas de este periódico o el Betis-Sevilla, porque condensan esa dualidad en la que siempre se ha organizado esta ciudad (Macarena-Esperanza de Triana; Curro Romero-Espartaco;Joselito El Gallo-Juan Belmonte). Por lo que no hay que olvidar que en el Ateneo de Sevilla se reunieron los poetas que luego se bautizarían como Generación del 27, y eso es posible porque Blasco Garzón, que sería presidente del Sevilla, era presidente del Ateneo y el mecenas del acto fue el torero Ignacio Sánchez Mejías, que dos años después sería presidente del Betis. Por ello hemos procurado que a través del hilo conductor del periódico aparezcan todas estas relaciones que hacen grande a Sevilla. Sin todas estas relaciones, la ciudad de Sevilla sería mucho más anodina.

-Tiene numerosos objetos de gran valor histórico, ¿cuál ha sido más difícil de conseguir?
-Difícil, difícil de traer, ninguno. Estarán la copa de la UEFA del Sevilla FC, la del Betis de la Liga de 1935 -trofeo que muy pocos han visto de cerca-, una maqueta del Saeta, primer reactor español que se construye, o la pluma que regalan a Muñoz y Pabón, uno de los redactores de El Correo, por sus exequias a Joselito El Gallo y que ha sido cedida por la hermandad de la Macarena. Junto a estos objetos auténticos, hay también copias, como la piedra Rosetta.

-¿Qué cree que va a llamar más la atención de los visitantes?
-Indudablemente, los periódicos virtuales que se han construido para la muestra:la historia de El Correo en trece periódicos on line que el visitante podrá manejar pasando las páginas sólo con el movimiento de las manos. Tendrá la sensación de estar viviendo en el año del periódico que lee. La Exposición Iberoamericana del 29, de la que se cumplen 80 años, y la Expo de 1992 cuentan con sendos números especiales con vídeos que recrean la Sevilla de entonces.

-¿Por qué nadie debería perdérsela?
-Porque es un poco la historia de todos y de cada uno.Si van se encontrarán por ejemplo con las raciones -reproducidas en botes con un kilo de alubias, un kilo de garbanzos, medio kilo de arroz o un cuarto kilo de azúcar- que en los años difíciles de la posguerra recogía cada familia para echar atrás la semana. Hemos intentado condensar la historia y ponerla al alcance de todos.

-¿Qué añade El Correo a la historia de Sevilla?
-Creo que la historia de Sevilla evidentemente no sería la misma si no hubiera existido El Correo. Pese a que naciera como un periódico católico, y, por tanto, dentro de la órbita conservadora, tenemos documentos donde dicen que El Correo lo funda la parte más racional o de conservadurismo moderado de la Iglesia, es decir, los que quieren acabar con los levantiscos carlistas que hacían lo que querían y que iban contra todas las modernidades. Así, en aquel tiempo El Correo se distingue por publicar prácticamente todos los inventos del mundo. Le daba mucha importancia a los inventos porque consideraba que la modernización, dentro de los parámetros de la Iglesia, era algo importante. En aquel momento El Correo ayuda a formar un campo de opinión, que en Sevilla toma fuerza en los años 60 con una oposición al franquismo que no hubiera sido igual sin un medio desde el que los líderes pudieran expresar sus ideas, eso sí, de la manera que se podía.

-La muestra, ¿la veremos viajar por la provincia?
-Sería una buena idea. De hecho está concebida para que se pueda ver en otros espacios, bien entera o bien troceada. La exposición en sí es muy versátil. Sería una gran ocasión para estar presente en la provincia porque de alguna manera allí El Correo es también su periódico. Precisamente la provincia y sus municipios están meticulosamente reflejados. 

  • 1