Deportes

La falda del escocés en una noche de boda

el 27 oct 2009 / 09:07 h.

La noche anterior al partido de Edimburgo, con el Hibernian, tras la cena pasamos por el Hotel Grovessnor para estar un rato de tertulia con la expedición sevillista. Se celebraba una boda y estaban en pleno apogeo del whisky, que bebían sin compasión aquellos hombres con la clásica falda de gala escocesa.

 

Discutía con Domingo y Jaime sobre ese uniforme de gala civil que tienen los habitantes de Escocia. Domingo Pérez estaba muy enterado de la tradición y cómo llevaban los hombres la falda. Por mi parte y dado el frío de las tierras escocesas no entendía que no llevasen absolutamente nada debajo de la falda.

La borrachera era evidente y tomaba caracteres de drama entre los asistentes al banquete nupcial. Se dieron un golpetazo con los cristales de la puerta del hotel al no advertir su presencia por los efectos del alcohol y uno de ellos se sentó en un sofá junto a nosotros. Los compañeros y compañeras se amontonaron sobre el del golpe y en la discusión de si llevaban o no llevaban nada debajo de la falda, uno de ellos que entendía algo de nuestra conversación, se la levantó mostrando sus atributos continuando el resto entre la ovación general de sus compañeras, mi sorpresa y demostrándome Domingo Pérez sus conocimientos. Ya lo saben, para que nadie pase el mal rato que pasé yo aquella noche en el hotel de Glasgow.

Si viajan a Escocia, no se les ocurra, ni por asomo, preguntarle a un escocés qué llevan debajo de su falda. Y así, no pasarán un momento de verdadero apuro.

  • 1