Local

La falta de apoyo obliga al Gobierno a pactar su decreto del paro

El Gobierno deberá tramitar como proyecto de ley el real decreto de medidas urgentes para fomento y protección del empleo, lo que implica que se podrán introducir cambios a través de enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios.

el 16 sep 2009 / 00:30 h.

TAGS:

El Gobierno deberá tramitar como proyecto de ley el real decreto de medidas urgentes para fomento y protección del empleo, lo que implica que se podrán introducir cambios a través de enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios. El Pleno convalidó ayer, con 184 votos a favor (PSOE, CiU, BNG y CC) y 162 en contra, el real decreto de medidas laborales aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 6 de marzo y, acordó tramitarlo, por unanimidad, como proyecto de Ley.

Por segunda vez en lo que va de mes, el Gobierno se ha visto obligado a aceptar en el pleno del Congreso que un real decreto de medidas urgentes -en este caso, para fomentar el empleo- sea tramitado como proyecto de ley al que los grupos podrán presentar enmiendas. El decreto, que está en vigor desde su aprobación en el Consejo de Ministros, contiene tres bloques de medidas, uno para mantenimiento del empleo, otro para fomentarlo y un tercero para protección de los desempleados, según explicó en la Cámara el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho.

Entre estas iniciativas se incluye la bonificación del 50% de la cuota empresarial por los trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) temporales o que los trabajadores afectados por estos expedientes no sufran merma en su prestación por desempleo si posteriormente se les extingue el contrato. Además, entre otras iniciativas, se bonifican los contratos indefinidos a tiempo parcial y se establece que las empresas que contraten indefinidamente antes de final de este año se puedan bonificar del 100% de la cuota a la Seguridad Social.

moción de censura. Mientras tanto, el presidente del PP, Mariano Rajoy, dijo ayer que no descarta presentar una moción de censura "aun sin acuerdos con otros grupos parlamentarios", aunque añadió que esta posibilidad se daría "en una situación límite". El líder popular reconoció que la moción de censura "está en la calle", e insistió en que esta situación "no dura seis meses", y añadió que habría que cambiar "la mitad del Gobierno".

Por último, Rajoy añadió que las mociones de censura no se anuncian, sino que se hacen públicas una vez registradas en el Congreso de los Diputados, así como que deben ser útiles, en el sentido de provocar un cambio de Gobierno.

  • 1