sábado, 17 noviembre 2018
13:54
, última actualización
Local

La falta de dinero paraliza planes de formación y empleo de los barrios

Los talleres de empleo y escuelas taller de Alcosa, Polígono Sur, Torreblanca y Norte están bloqueados y sin fecha de inicio.

el 18 mar 2012 / 21:39 h.

TAGS:

Una joven asistente a uno de los talleres de empleo.

El pasado mes de febrero, el Servicio Público de Empleo Estatal cifró en 85.483 las personas paradas en la capital. Pese a esta cifra, uno de los principales programas de inserción laboral dirigido a los desempleados con el que cuenta la ciudad, las escuelas taller y talleres de empleo, está prácticamente bloqueado. De los diez programas que debían estar en marcha en estos momentos, siete están parados, y no se han organizado ni los cursos ni hay una lista de admitidos, por lo que ni siquiera tienen fecha para su comienzo. Así lo confirmaron tanto representantes sindicales como el propio Ayuntamiento. El motivo, según esgrimió la Delegación de Economía y Empleo, es que la Consejería de Empleo no ha realizado las transferencias y que, mientras esto no ocurra, no se pondrán en marcha.

Desde la Junta, sin embargo, se subraya que, una vez aprobados los programas, el Consistorio puede iniciar los trabajos a expensas de recibir el dinero posteriormente.
Y en medio de este cruce de responsabilidades, hay casi doscientas plazas para desempleados completamente paralizadas, que afectan, además, a los barrios en los que tiene más incidencia el desempleo. El más perjudicado es el Polígono Sur. El Consistorio pidió en enero de 2011, aún con el anterior gobierno, que para este ejercicio debía haber dos talleres de empleo y una escuela taller. En total, según subrayaron desde la sección sindical de CCOO, unas 70 plazas de formación para desempleados. Esta propuesta, fue ratificada por el gobierno local del PP el 14 de octubre de 2011 y meses después, en diciembre, según la Delegación de Empleo y los sindicatos, fue aprobado por la Consejería de Empleo.

De hecho, en los presupuestos de 2012, el Consistorio incluyó tres partidas para estos programas que suman 477.000 euros. Sin embargo, aún no han comenzado, y este retraso se ha visto agravado por la finalización de los programas anteriores, lo que ha provocado que en estos momentos no haya ni siquiera fecha para el inicio de las acciones formativas de empleo en el Polígono Sur.

En una situación similar se encuentra Torreblanca, con una escuela taller y un taller de empleo paralizados, pese a contar con una asignación en los presupuestos de 2012 de 293.822 euros; así como Alcosa, con una escuela taller bloqueada -con una cuantía asignada de 130.000 euros-; Amate con un taller de empleo sin arrancar y el Polígono Norte, cuyo taller de empleo sigue sin convocarse. Esta situación provoca que en estos momentos sólo sobrevivan unas pocas de las iniciativas del programa de escuelas taller en la ciudad. Entre ellas, San Pablo, Amate y Miraflores. Todas con programas bianuales que se aprobaron en 2009 y que tienen margen hasta 2013.

No es la primera vez que estos retrasos se producen, pero en esta ocasión se va a prolongar durante más tiempo: "En los últimos años aunque la Junta no hiciera las transferencias se apartaba el dinero y se iniciaban los programas una vez aprobados. Pero esta vez se ha advertido desde Intervención que mientras no se aporte el primer pago de la Junta no se van a iniciar los programas. Y la Consejería de Empleo, no ha pagado", explicaron representantes sindicales de CCOO y UGT, en un relato que el propio Ayuntamiento confirma, y cuya consecuencia es que ya se den por incumplidas todas las planificaciones para estos cursos. El objetivo era que los programas estuviesen en marcha en el primer trimestre. Y esto ya será imposible: "No se han iniciado ni siquiera las contrataciones y la selección del alumnado y esto puede durar meses. Con suerte en mayo se iniciarán".

Las secciones sindicales del Ayuntamiento ya han expresado su preocupación a la Delegación de Economía y Empleo con la que incluso estuvieron citadas el pasado miércoles. La reunión, sin embargo, se tuvo que suspender sin que se encontrara un remedio a un problema que afecta a buena parte de los programas de empleo del Ayuntamiento de Sevilla. Desde hace décadas, los planes de este área, así como la mayor parte de su personal están supeditados a subvenciones y programas concretos financiados con cargo al Estado o a la Junta de Andalucía. Esto provoca que no haya un personal fijo y que todo dependa de la disponibilidad presupuestaria y la agilidad administrativa de otras instituciones. La escuelas taller son sólo un ejemplo pero no el único. Con el mismo escenario se encuentran programas como el Redes o Andalucía Orienta.

A esta situación se añade este año un nuevo factor. El Consistorio redujo en sus presupuestos las previsiones de gastos en todos los programas de empleo, especialmente los financiables con cargo a las cuentas de la Junta. Se limitó a incluir la aportación que le corresponde al Ayuntamiento y a excluir las cuantías que debían llegar desde la Junta "por precaución". De hecho, no se prevé ni un euro de ingresos por estos programas. El efecto es que mientras no haya aportación autonómica, no hay planes de empleo.

  • 1