Local

La falta de personal obliga a la Municipal a suspender su primer concierto

Aunque a lo largo de los últimos dos años "en innumerables ocasiones" se han realizado contrataciones externas para suplir las bajas o garantizar un mínimo estandar de calidad, no fue hasta anoche cuando se encendió la luz de alarma. La Banda Municipal de Sevilla se ha visto obligada a suspender su primer concierto por falta de personal.

el 15 sep 2009 / 07:03 h.

TAGS:

Aunque a lo largo de los últimos dos años "en innumerables ocasiones" se han realizado contrataciones externas para suplir las bajas o garantizar un mínimo estandar de calidad, no fue hasta anoche cuando se encendió la luz de alarma. La Banda Municipal de Sevilla se ha visto obligada a suspender su primer concierto por falta de personal.

El de la falta de personal es un mal endémico que viene arrastrando esta formación desde hace más de una década, pero fue ayer cuando mostró su versión más hiriente. Por vez primera desde que Francisco Javier Gutiérrez Juan accediera a la dirección, hace ya un lustro, la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla se ha visto forzada a suspender la celebración de un concierto en el Parque del Alamillo al no contar con la plantilla necesaria para ejecutar el programa con un mínimo de calidad técnica.

La coincidencia de una baja por enfermedad con los permisos concedidos a dos funcionarios para que puedan opositar -todos ellos saxofones- ha terminado por mermar de forma irrecuperable la ya de por sí reducida plantilla de la Banda, compuesta única y exclusivamente por 45 músicos, frente al potencial numérico que exhiben otras formaciones de su mismo nivel en España, caso de la de Madrid, con 110 músicos, o la de Valencia, con casi un centenar.

Para ejecutar con total garantía el programa previsto en el concierto de ayer, la Banda había solicitado desde el pasado mes de enero contar con el refuerzo de 12 músicos más en la plantilla, recurso del que se han servido en innumerables ocasiones las delegaciones de Fiestas Mayores y Recursos Humanos para "salvar" más de un concierto en los dos últimos años.

La falta de contratación externa unida en este caso a las tres bajas entre los músicos de plantilla obligó ayer al jefe de servicio, el director Gutiérrez Juan, a proponer la suspensión del concierto previsto anoche en el Cortijo del Alamillo como clausura del Foro UGT Sevilla 2007-2008, en el que iban a interpretarse obras de Beigbeder, Fernando David, Braña, Martínez Rücker y Dirk Brossé.

El delegado del sindicato UGT en la formación, Joseba Robles, asegura que fue hace unos 15 años cuando el Ayuntamiento decidió amortizar 10 plazas de la Banda, compuesta entonces por 55 músicos, para reconvertirlas en otros servicios.

Desde entonces, con una plantilla de 45 músicos, de los cuales 15 son interinos, la Banda se ha venido resintiendo de su escaso potencial numérico, lo que ha obligado al director de la formación a denegar en días de concierto permisos solicitados para asuntos propios, vulnerando así sus derechos. Defiende Robles que para afrontar una programación seria y acorde a la importancia de una ciudad como Sevilla sería necesario contar con una plantilla de 65 músicos.

"Desde Fiestas Mayores se nos prometió 20 plazas de nueva creación, pero ha ido pasando el tiempo y las promesas quedaron ahí. Hace un mes aproximadamente se comprometieron verbalmente a crear 6 plazas, pero seguimos sin solución", asegura el delegado de UGT.

Fiestas mayores . Rosamar Prieto-Castro, concejal de Fiestas Mayores, área a la que está adscrita la Banda, señaló ayer que "resulta muy difícil suplir unas bajas cuando te enteras del problema con un día de antelación" y aseveró que muy pronto se verá las caras con los concejales de Recursos Humanos y Hacienda para buscar alguna solución.

  • 1