domingo, 21 abril 2019
08:00
, última actualización
Local

La falta de policías y bomberos vuelve a disparar los gastos en horas extra

La falta de efectivos policiales y de bomberos obligará al Ayuntamiento a gastar tres millones de euros más al año, que se sumarán a los 13 millones anuales para esta partida.

el 20 sep 2009 / 20:27 h.

TAGS:

José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea.

En apenas 15 días, el Ayuntamiento ha iniciado dos negociaciones que pueden derivar en un enorme desembolso. El incremento de los servicios mínimos de bomberos puede costar hasta tres millones de euros más en compra de descansos y en la Policía se ha ofrecido pagar casi medio millón más por vigilar las obras. El problema es común: falta plantilla y las reestructuraciones están paradas.


El gasto anual del Ayuntamiento en compra de descansos a bomberos y policías locales para paliar el déficit de efectivos es de más de 13 millones de euros. Este año, en plena crisis, este gasto se puede incrementar en más de tres millones (y superar los 16 millones, un 23% más) como consecuencia de las obras del Plan 8.000 y Proteja -ya que hacen falta agentes para controlarlas- y la falta de personal en Bomberos evidenciada por el incendio el Tardón, en el que falleció una persona.


Tras este suceso, el delegado de Convivencia y Seguridad, Alfonso Mir, ofreció a los sindicatos un incremento de los servicios mínimos de bomberos de 62 a 74. Hasta ahora para cubrir las guardias se requería que una decena de agentes vendiesen sus descansos, y ahora la cifra se duplicará. Según explican desde la Delegación de Convivencia y Seguridad, el objetivo es aprobar un plan de productividad para unos diez bomberos. Cada uno cobra la hora a 30 euros, y la guardia completa a unos 700. Basta un simple cálculo: el gasto se incrementaría en unos 2,6 millones de euros al año con respecto a 2008. A esta reforma se sumará la cobertura de 42 vacantes ya presupuestadas.


Si se cumple el compromiso del delegado de Convivencia, Seguridad y Recursos Humanos a los sindicatos, confirmado por el Ayuntamiento a este periódico, este nuevo gasto en compra de descansos se empezará a aplicar a partir de octubre, y hasta que se complete un incremento de la plantilla que de momento tardará varios meses. De hecho, estas convocatorias se prorrogan hasta dos años.


En la plantilla de bomberos hay casi 350 personas en la plantilla operativa -más casi 150 en otras funciones-, aunque las condiciones específicas y la exigencia de este trabajo provoca que sólo presten servicio, con turnos de 24 horas, una vez cada cuatro días. Al no haber bomberos suficientes para cubrir los mínimos de guardia se suele llamar a efectivos que están de descanso y que previamente se han ofrecido de forma voluntaria.


La plantilla de Policía es muy superior, más de 1.200 agentes. Como en los Bomberos los problemas se arrastran desde hace años: muchos servicios se pagan aparte con la fórmula de la compra de descansos. Ocurre con los conciertos, las noches de los fines de semana y cualquier evento que provoque una importante concentración de personas. El plan de productividad actual fija en 192 el precio de los descansos de los agentes. En 2008 todos los planes de productividad generaron un gasto, admitido por Mir, de nueve millones de euros, que este año se puede incrementar en medio millón más si el nuevo plan de productividad prospera, pues está bloqueado por falta de acuerdo.


La única forma de activar un dispositivo policial especial para las obras del Plan 8.000 y del Proteja -en breve comenzarán los pasos inferiores y la ampliación del tranvía- era comprando descansos o mermando el resto de servicios por la falta de plantilla. La oferta que se realizó suponía un desembolso extraordinario para el Ayuntamiento de 134.652 euros al mes hasta diciembre con opción de ampliarlo. Fue rechazado por insuficiente.


Los dos acuerdos de reformas laborales están aún pendientes de los estudios económicos. Aunque se trate de una medida temporal, las consecuencias son claras: un desembolso extraordinario de más de 16 millones de euros para el próximo ejercicio, en plena crisis y con un plan de ahorro del gasto corriente, sólo en compra de descansos, sin contar los sueldos de la plantilla. Esto es el doble del coste anual del plan de ampliación de la plantilla en casi 200 trabajadores aprobado por Recursos Humanos, que fue cuestionado por el Gobierno municipal debido a su elevado coste.

  • 1