viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Local

La familia de la fallecida por la tardanza de la ambulancia convoca una manifestación para el día 3

La familia de Rosario Alonso, la anciana de 87 años que falleció en Carmona (Sevilla) tras una tardanza de la ambulancia que los allegados sitúan en una hora y media y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) en menos de 40 minutos, ha convocado una movilización pública para las 20,00 horas del próximo 3 de septiembre.

el 16 sep 2009 / 07:40 h.

TAGS:

La familia de Rosario Alonso, la anciana de 87 años que falleció en Carmona (Sevilla) tras una tardanza de la ambulancia que los allegados sitúan en una hora y media y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) en menos de 40 minutos, ha convocado una movilización pública para las 20,00 horas del próximo 3 de septiembre.

En el escrito remitido a la Subdelegación de Gobierno en Sevilla, al que ha tenido acceso Europa Press, hasta cinco familiares firman la petición de autorización para una manifestación que partiría desde el centro de salud de la localidad y finalizarían en torno a las 22,00 horas a las puertas del Ayuntamiento carmonense, cuyos grupos políticos de PP e IU han manifestado públicamente y por escrito remitido a la Subdelegación su adhesión a la movilización.

La movilización, que irá por Paseo de la Feria, Paseo de San Antón, Real, Paseo del Estatuto, San Pedro, Plaza de Blas Infante, Plaza del Palenque, Prim, Plaza San Fernando y El Salvador, persigue "mostrar la solidaridad y condolencia" por la muerte de la mujer, así como exigir a la Junta de Andalucía una unidad móvil de urgencias para la ciudad, "para garantizar una atención de urgencias adecuada".

Toda vez que los convocantes prevén una participación cercana a las 1.000 personas, piden por ello en su escrito que se limite la circulación y se tomen las medidas oportunas al respecto.

Por su parte, PP e IU, en un comunicado conjunto remitido a Europa Press, solicitaron que se depuren responsabilidades ante el "desgraciado" fallecimiento de Rosario Alonso, "que esperó durante hora y media que llegara una ambulancia, al igual que ha ocurrido con otros muchos carmonenses".

Los portavoces del PP, Juan Avila, y de IU, Encarnación Milla, mostraron su "disconformidad" con la actuación del alcalde, el socialista Antonio Cano, y del PSOE, "que sin contar con los grupos de la oposición, que siempre hemos buscado el consenso en este tema tan importante, ha decidido no tomar ninguna medida de presión efectiva, ni ha cumplido las promesas que en varias ocasiones ha realizado a los carmonenses".

Asimismo, ambas formaciones aseguraron que pedirán la dimisión en un Pleno de la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, "por seguir negando a Carmona una sanidad digna".

La denuncia. En la denuncia --cuya puesta a disposición del juzgado entra dentro del protocolo establecido para este tipo de casos, según indicaron a Europa Press fuentes de la Guardia Civil-- se relata como a las 14,30 horas del pasado 16 de agosto la hija de la difunta realizó una llamada a las emergencias pidiendo el traslado de una unidad móvil médica al domicilio de Rosario, en la calle Extramuros de Santiago del municipio, "ya que su madre estaba muriéndose, no reaccionaba de ninguna manera y casi no podía respirar".

Sobre las 15,05 horas, y al no haber llegado la ambulancia, una de las nietas de la fallecida, Raquel Rodríguez, llamó al teléfono para comunicar la misma incidencia, "a la que se manifiesta que en breve llegaría la ambulancia, solicitando nuevamente los datos de la enferma".

"Nuevamente, a los diez minutos, y ante la desesperación de lo que estaba sucediendo, volvió a llamar al referido teléfono y preguntando el motivo de la tardanza, al cual no se dio explicación", reza la denuncia, que da cuenta de la repetición de esta operación en otra ocasión posterior.

Sobre las 16,00 horas la nieta de Rosario recibió llamada del número de emergencias, que cuestionaba por el estado de salud de la enferma, a lo que ésta respondió que ya había fallecido. La tardanza motivó que poco más allá de las cuatro de la tarde otra de las nietas de la enferma, Rosario Salgado, se pasara por el centro médico, dada la cercanía de su domicilio, "para ver qué era lo que sucedía".

A su llegada al centro, el médico de guardia manifestó "que estaba esperando la ambulancia", por lo que, finalmente, se trasladó hasta el domicilio de la paciente en el propio vehículo de la denunciante, donde sólo pudo constatar la muerte de Rosario Alonso.

POsible error por catalogación. Según el propio informe del médico, al que ha tenido acceso Europa Press, desde el centro coordinador se dio una prioridad 2 al aviso. De esta forma, "activan los recursos para el transporte sanitario urgente en ambulancia medicalizada"; sin embargo, "en ese momento no existía ninguna ambulancia disponible en la puerta del centro de salud".

Tras intentar infructuosamente contactar en primera instancia con los responsables del aviso, el médico indicó al centro coordinador que "si la situación de la paciente es grave deberían establecer prioridad 1 y activar un equipo de emergencias o dar prioridad a este traslado".

  • 1