Local

La familia que recurrió contra el manual de EpC, satisfecha con la sentencia

el 20 oct 2010 / 17:03 h.

TAGS:

La familia que presentó un recurso contencioso-administrativo contra un manual de Educación para la Ciudadanía (EpC) de la editorial McGraw Hill está "satisfecha y contenta" por la sentencia que reconoce su carácter "adoctrinador" y el derecho de su hijo a no cursar esa asignatura con ese libro.

En rueda de prensa en Huelva, Dolores Cano, la madre del alumno, ha recordado que llevan más de dos años "luchando por tener la libertad de educar a nuestros hijos según nuestras convicciones y parece que ahora la ley nos vuelve a dar la razón".

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha aceptado el recurso de los padres contra el citado manual porque su contenido es "adoctrinador", hecho desde la "cosmovisión de la izquierda" y vinculado al "feminismo radical".

El TSJA ya reconoció a esta familia el derecho a objetar frente a la asignatura, un derecho que posteriormente fue rechazado por el Tribunal Supremo.

Pese a esto, la madre del menor, al que consta en su expediente académico suspenso en la asignatura de Educación para la Ciudadanía en el curso de tercero de Secundaria por no haberla cursado, ha apuntado que ahora esperarán, ya que la sentencia es recurrible ante el Tribunal Supremo.

El abogado de la familia, Abel Martínez, ha indicado que va a solicitar la ejecución provisional de la sentencia en caso de que sea recurrida, a fin de que en el expediente académico del menor desaparezca el suspenso en esta asignatura.

Martínez ha indicado que la sentencia supone "el triunfo de la libertad y la sencillez" de unos padres que quieren ejercer su derecho constitucional a poder educar a su hijo "conforme a sus convicciones propias sin ser adoctrinados por nadie".

Asimismo, ha dicho que no se ha entablado un procedimiento contra una editorial, sino contra una actuación administrativa de la Consejería de Educación que "legitima" la validez del contenido de este libro como medio para impartir la asignatura.

Por tanto, considera que "la primera y máxima responsabilidad" es de la administración educativa, aunque también la comparten, como parte de ella, la Inspección Educativa que en este procedimiento ha defendido el carácter neutral del libro, y el Ministerio Fiscal que "ha ido en contra de defender la postura de los padres y se ha aliado con las tesis administrativas".

Por su parte, el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, ha destacado que la sentencia es "el triunfo de la libertad" y ha agradecido a la familia Flores Cano "que hayan conseguido que se reafirme el derecho de todos los padres españoles a que no se adoctrine en la escuela a sus hijos contra sus convicciones".

  • 1