Local

La FAMP se debate entre Toscano y las leyes locales

Los alcaldes deberán revisar hoy el contenido de las normas y dar su apoyo al presidente de la FAMP tras su amago de dimisión.

el 27 ene 2010 / 21:53 h.

TAGS:

La comisión ejecutiva de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) está compuesta por 25 alcaldes, pero cuando convocan sesión, rara vez suelen coincidir todos. Según fuentes de la propia institución, "casi siempre faltan 10 o 12 alcaldes". En la última, que se celebró en Antequera, faltaron 13 regidores, nueve de ellos socialistas, incluido el propio alcalde antequerano. Y sin embargo, aquella reunión generó una expectación sin precedentes: desencadenó una crisis interna en el PSOE-A, un amago de dimisión del presidente de la FAMP, se puso en tela de juicio el valor de las leyes locales, proyecto estrella de la Junta, e hizo que la oposición reclamara la grabación de la sesión para saber con exactitud qué ocurrió aquel día...

Ocurrió que los ocho alcaldes que estuvieron en la sesión de la ejecutiva en Antequera -cinco del PSOE y los otros tres del PP, IU y PA- acordaron cerrar un posicionamiento unánime en nombre de la FAMP para hacer llegar a la Junta su "insatisfacción" con las leyes locales. Pero, 24 horas después, tanto los cinco alcaldes socialistas que estuvieron presentes como los nueve que faltaron, firmaron un comunicado rectificando su rechazo unánime y mostraron un apoyo incondicional a las leyes. El propio presidente de la Junta, José Antonio Griñán, había telefoneado personalmente ese mismo día a los alcaldes y estos le habían asegurado sus apoyos.

El único socialista que mantuvo su rechazo a las leyes locales fue Francisco Toscano, presidente de la FAMP. El también alcalde de Dos Hermanas se sintió desautorizado por el golpe de mando que había dado Griñán, que llamó a sus compañeros pero no a él. Así que convocó una sesión extraordinaria para hoy con dos motivos: que sus compañeros de partido aclarasen si estaban a favor o no de las leyes. Y si lo estaban y se desdecían de lo dicho en la última sesión, pondría su cargo a disposición de la FAMP. El órdago iba dirigido a la Junta, pero también al PSOE: o se atiende a los cambios que los alcaldes piden en las leyes locales -menos tutela del Gobierno regional y más financiación- o Toscano se va.

Ni la oposición ni la Junta creen que el presidente de la FAMP vaya a abandonar. Pero la expectación por la sesión extraordinaria de hoy en Sevilla no ha disminuido. Tanto es así que ni siquiera se ha organizado en su sede habitual, sino en un hotel próximo. Previsiblemente, acudirán esta vez todos los alcaldes socialistas y darán su apoyo unánime a las leyes. Toscano se ausentará de la votación para no condicionar a nadie. Griñán deslegitimó ayer la sesión de la FAMP de Antequera donde los regidores del PSOE dieron la espalda a las leyes locales, "porque sólo había ocho alcaldes, y en la de mañana [por hoy] estarán todos".
Desde aquella reunión, los socialistas andaluces se han esforzado en dar a entender que no era incompatible apoyar a Toscano en el cargo y seguir respaldando las leyes locales, aunque el regidor de Dos Hermanas fue el primero en plantearlo como un ultimátum. El PP ha pedido la dimisión de Griñán, acusándole de coaccionar a una institución donde están representados todos los alcaldes andaluces.

  • 1