La FAMP trata de salir de su atolladero político

Los partidos se dan de plazo hasta el verano para buscar un acuerdo.

el 29 abr 2013 / 14:12 h.

El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas (IU), ha reunido hoy a los representantes de los distintos partidos políticos en la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, que lleva bloqueada por rencillas políticas y repartos de la cuotas de poder desde el pasado 2011, tras las últimas elecciones municipales. El acuerdo alcanzado señala a que se buscará un acuerdo antes del verano. La presidenta de la FAMP y alcaldesa de Marbella, María Ángeles Muñoz (PP), ha asegurado que el compromiso es que la comisión ejecutiva de este órgano municipal se reúna en las próximas semanas y se convoque la asamblea que deberá renovar la dirección. La fórmula a la que se llegue es aún una incógnita. Mientras que el PP apuesta por una presidencia rotatoria, en la que los principales partidos se alternen en el poder, el vicepresidente de la Junta y responsable de IU dejó claro que se inclina más por una fórmula cogobierno. La novedad es que los partidos se marcan un calendario y se emplazan a recorrer un camino para sacar a la FAMP del atolladero político en un momento crucial para los ayuntamientos, de máxima debilidad económica y con una importante reforma local que ha puesto el Gobierno de Mariano Rajoy sobre la mesa. Tras las últimas elecciones municipales, el ajustado resultado entre PP, que ganó en votos, y el PSOE, que venció en alcaldías, motivo una pugna política que frenó la renovación del órgano de los alcaldes. Después, la crisis interna de los socialistas motivó la dimisión del que era presidente de la FAMP, el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, que sorprendentemente entregó el control del órgano al PP. Así se aupó Muñoz a la presidencia, a pesar de que los populares ya habían dado la orden a sus alcaldes de abandonar este foro. Ahora todo vuelve a empezar y arranca una nueva negociación que deberá ser definitiva porque las elecciones municipales se acercan, son en 2015, y llevan ya dos años de desencuentros.

  • 1