Feria de Abril

La Feria de 2015 tendrá un día festivo

El Ayuntamiento de Sevilla trabaja en la posibilidad de llevar a la semana de farolillos la festividad del patrón San Fernando del próximo año. Las empresas del sector apoyan la medida porque dicen que «favorecerá el consumo y la afluencia de público».

el 09 may 2014 / 15:24 h.

EL CALOR Y LA CRISIS CAMBIAN LOS HÁBITOS EN LA FERIA DE ABRIL Todavía no ha terminado esta Feria y ya se está pensando en la del año que viene. El Ayuntamiento de Sevilla anunció ayer que la edición de 2015 contará con un día de fiesta local. El delegado de Fiestas Mayores, Gregorio Serrano, explicó que la inclusión de esta jornada festiva en la semana de farolillos será posible gracias a que el 30 de mayo, día de San Fernando, patrón de la ciudad, será sábado, lo que permitirá mover esta fiesta a algún día de la Feria 2015, que comenzará mucho antes que este año: el lunes 20 de abril con el alumbrado. En rueda de prensa sobre datos turísticos de la Feria 2014, Serrano avanzó que la idea original es que el día festivo sea «el miércoles de Feria», si bien matizó que ello tendrá que ser dialogado previamente con la oposición y consensuado debidamente con las empresas del sector. Hay que recordar que la Feria de 2013 ya dispuso de un día festivo en una iniciativa municipal de relanzar la fiesta tras una mala racha en 2012 marcada por un alarmante descenso de visitas (-25%) y el panorama de acusada crisis económica que acechaba sobre el Real. La posibilidad planteada personalmente por el alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), y finalmente llevada a cabo con éxito, propició una avalancha de personas al recinto, sobre todo en cuanto a público local. El año pasado se apostó porque no se trabajara el martes de Feria, lo que tuvo también repercusión en la jornada inaugural de la noche anterior de la tradicional cena del pescaíto y el encendido del alumbrado. Entonces, se dio la coincidencia de que el jueves del Corpus Christi coincidió con el 30 de mayo, fecha en la que Sevilla celebra el día de su patrón, San Fernando. Con ello, el Ayuntamiento tuvo luz verde para recuperar una iniciativa ya planteada en su momento por el alcalde socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, que trataba de fijar el martes (u otro día) de Feria como festivo. Para 2015, el Consistorio hispalense aún no tiene claro qué día podría ser. Eso sí, en un primer momento queda descartada la posibilidad de que se repita el esquema de 2013 y que sea el martes. «Seguramente será el miércoles de Feria, ya que el martes no puede ser porque afectaría a la actividad de Mercasevilla, que cierra el lunes, y de otros centros de trabajo. Si también cerraran el martes, terminarían desabasteciendo la ciudad de productos no perecederos», argumentó el máximo responsable de la cartera de Fiestas Mayores. Gregorio Serrano se refirió a lo limitado que se encuentra el calendario festivo de la ciudad, sobre todo a la hora de plantear un canje de días: «En Sevilla tenemos fiestas arraigadas y tenemos que optar. Mientras no caiga San Fernando en día festivo no tenemos otra opción», algo que ocurrirá el año que viene y que permitirá disponer de esta fiesta local para la semana de farolillos. No obstante, el delegado de Fiestas Mayores remarcó la importancia que tiene la Feria en la vida de los sevillanos, que llevan «muchos años conviviendo y compaginando la jornada laboral con la festiva». Al margen del debate que siempre suscita este tipo de medidas, lo cierto es que la disponibilidad de un día festivo en la Feria contribuye a aumentar el consumo y el número de visitas, aunque sea a nivel local. De hecho, la jornada festiva del martes de Feria del año pasado batió todos los récords visitantes al Real de Los Remedios. Según datos oficiales, este día se saldó con una «gran afluencia de público» que se plasmó en un incremento de 10.000 viajeros en el Metro, alcanzado hasta los 124.298 usuarios, y en un aumento del dos por ciento de la cantidad de residuos recogidos respecto a 2012, lo que supone un total de 121.800 kilogramos. En este sentido, el presidente de la Asociación Sevillana de Empresas Turísticas (ASET), Antonio Távora, subrayó ayer por la tarde que «esta fiesta local viene bien para la Feria en sí, porque reactiva el consumo en las casetas y las visitas al recinto ferial», pero que «ni afecta ni perjudica al turismo nacional e internacional». En todo caso, Távora se mostró «contento» con la propuesta anunciada por Gregorio Serrano. Alabó la buena disposición de Fiestas Mayores que este año acordó por unanimidad con todos los sectores atrasar la Feria y celebrarla íntegramente en mayo –del 6 al 11–, dos semanas después de Semana Santa. Un protocolo que, dijo, espera que se repita nuevamente con la fiesta local que hay proyectada para la Feria del año que viene: «Lo mejor es que el día sea consensuado con todos los sectores implicados, para que sea siempre lo mejor para la ciudad de Sevilla y para la fiesta», concluyó Távora.

  • 1