Deportes

La FIFA "limpia" a la candidatura ibérica y suspende a seis miembros

El Comité de Ética elimina cualquier sospecha del posible intercambio de votos con Qatar.

el 18 nov 2010 / 21:07 h.

El presidente del Comité de Ética de la FIFA, Claudio Sulser, posa con un código de ética. (Foto:Efe)
El Comité de Ética de la FIFA anunció hoy que no ha encontrado pruebas que demuestren las alegaciones de que la candidatura conjunta de España y Portugal y la de Qatar incurrieron en corrupción para obtener la sede del Mundial de fútbol del 2018 y del 2022, respectivamente.

Así lo anunció el presidente del Comité, Claudio Sulser, quien también informó en conferencia de prensa en Zúrich de que se ha decidido inhabilitar a dos miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA para ejercer actividades relacionadas con el fútbol durante varios años, así como a otros cuatro funcionarios del organismo.

"Después de investigar las sospechas contra Qatar y contra Portugal y España, no hemos encontrado bases para demostrar que hubo colusión", dijo Sulser, en referencia a un posible intercambio de votos entre países.

A pesar de las reiteradas preguntas sobre cómo fue el proceso de investigación para determinar si hubo o no supuesta confabulación, Sulzer las ignoró reiteradamente y se limitó a señalar que "no se encontraron evidencias".

Asimismo, confirmó que no se les tomó declaración a ninguno de los miembros del Comité Ejecutivo implicados directamente en ambas candidaturas y que se limitaron a evaluar "las declaraciones escritas que enviaron".

Por su parte, el secretario general de la FIFA, Jerome Valker, señaló que, a pesar de lo ocurrido, con "un 99,9 por ciento de seguridad" el próximo día 2 de diciembre los miembros del Comité Ejecutivo elegirán las sedes de los mundiales del 2018 y del 2022, descartando la idea de que la segunda elección pudiera posponerse.

"Se ha estudiado el caso, pero creo que, como dijo el presidente, Joseph Blatter, no se pueden cambiar las reglas del juego una vez que éste ha comenzado", añadió.

Precisamente, Valker confirmó que en la toma de decisión del día 2 sólo participarán 22 de los 24 miembros del Comité Ejecutivo, dada la suspensión de los dos sancionados, y que el proceso de reemplazo no habrá concluido aún.

El Comité de Ética del organismo rector del fútbol mundial decidió que el vicepresidente del comité ejecutivo de la FIFA Reynald Temarii, francés, no podrá ejercer durante un año actividades relacionadas con el fútbol, y Amos Adamu, de nacionalidad nigeriana, quedará inhabilitado durante tres años.

Asimismo, otros cuatro funcionarios de la FIFA quedan inhabilitados por periodos de entre 2 y 4 años, "por diversas violaciones del código de Ética, que van desde reglamentación general a aceptación de sobornos y a no comunicación de los hechos a la FIFA", especificó Sulzer, rechazando hablar de casos individuales.

Cuestionado sobre la posibilidad de que los miembros del Comité Ejecutivo hoy sancionados puedan volver a formar parte del mismo una vez purguen su pena, Sulzer respondió afirmativamente.

"Una persona puede cometer errores, y debe pagar las consecuencias, pero no se la expulsa de la sociedad. No los hemos echado de por vida, sí, podrían volver", dijo.

Todos los sancionados hoy tienen la posibilidad de apelar ante un cuerpo jurídico superior de la FIFA, posteriormente ante un tribunal independiente y en última instancia ante el Tribunal Federal Helvético.

Con respecto a las imágenes tomadas por el diario británico "Sunday Times" que permitieron sacar a la luz los dos escándalos, Sulzer acusó al rotativo "de tergiversar los hechos, al no mostrar el conjunto de las declaraciones, lo que llevó a malas interpretaciones".

Reporteros del mencionado diario se hicieron pasar por miembros de la candidatura de Estados Unidos y los directivos de la FIFA ahora sancionados aseguraron haber recibido ofertas de entre 10 y 12 millones de dólares por parte de otros dos países candidatos.

Posteriormente, el rotativo mostró un vídeo en el que el ex secretario general de la FIFA Michel Zen-Ruffinen implicaba a la candidatura Ibérica y a la de Qatar.

Cuestionado Valke sobre si, tras todo el proceso, considera que la elección del día 2 será limpia, se limitó a responder: "yo no puedo contestar esa pregunta".

"En el Comité Ejecutivo 8 de los 22 miembros están directamente implicados en las candidaturas", concluyó.

Para el Mundial de 2018, los rivales de España y Portugal son Inglaterra, Rusia y el proyecto unificado de Holanda y Bélgica, mientras que para el 2022 compiten Qatar, Estados Unidos, Australia, Japón y Corea del Sur

  • 1