martes, 26 marzo 2019
14:41
, última actualización
Deportes

La filosofía de Mendilibar, piedra angular del proyecto

Más allá de que el Real Valladolid reciba al Betis después de tres derrotas consecutivas, el querido Pucela se mueve con una enorme dignidad en la elite del fútbol español. Uno de los principales motivos de su éxito radica en la filosofía de José Luis Mendilibar, el entrenador que los dirige.

el 15 sep 2009 / 21:20 h.

Más allá de que el Real Valladolid reciba al Betis después de tres derrotas consecutivas, el querido Pucela se mueve con una enorme dignidad en la elite del fútbol español. Uno de los principales motivos de su éxito radica en la filosofía de José Luis Mendilibar, el entrenador que los dirige.

Con 23 puntos y en una cómoda décima plaza. Así recibe el Real Valladolid al Betis esta tarde. Sin ningún apuro clasificatorio aunque inmerso en una negativa racha, que le ha hecho perder los tres últimos encuentros de Liga ante Numancia, Racing y Sporting. El conjunto castellano es uno de esos equipos en los que algunas veces le gusta mirarse el consejero delegado del Real Betis, Manuel Ruiz de Lopera. Con un plantel más bien discreto y un presupuesto de 21 millones de euros, sobrevive cinco puntos por encima de su propio equipo, que tuvo que soportar una necesaria y fuerte inversión el pasado verano. Ahora muchos se cambiarían por este Valladolid donde la filosofía de José María Mendilibar lo impregna todo. Artífice del ascenso a Primera hace dos años, el Valladolid se mantuvo en la pasada campaña y como grandes refuerzos para la presente llegaron Canobbio y Goitom.

Con escasos mimbres y un plan en el que el grupo siempre prevalece sobre las individualidades, el Valladolid ha derrotado a rivales de la talla de Sevilla, Villarreal y Real Madrid, siendo un conjunto muy solvente en su estadio. Hasta el momento, el trabajo está más que cumplido, aunque la eliminación copera ante el Sporting ha escocido.

Pero resulta además que el Valladolid no juega al fútbol como un equipo pequeño, preocupado sólo de defender y haciendo de la marrullería y el juego sucio sus artes. Es un equipo con un planteamiento valiente, que juega con la defensa adelantada, utiliza muy bien las bandas y somete a los rivales a una enorme presión. Precisamente en esas bandas brillan con luz propia dos jugadores vitales en el cuadro castellano, Pedro León y Jonathan Sesma, los dos curiosamente vinculados en pasadas etapas al propio Betis.

Francisco Chaparro, entrenador de este Betis que se la juega en el José Zorrilla, ha admirado públicamente el estilo implantado por Mendilibar, con el que le une una buena relación. Hoy es el día en el que Valladolid y Betis muestren su potencial. Los apuros se ciernen en esta ocasión sobre los heliopolitanos, que deben romper de una vez por todas su nefasta racha.

  • 1