Deportes

La final, al alcance de la mano y de los números

El equipo nervionense ha alcanzado la final de Copa siempre que ha ganado el partido de ida, salvo en la campaña pasada, que fue eliminado por el Athletic.

el 04 feb 2010 / 19:44 h.

El resultado que el Sevilla logró en el partido de ida de la semifinal de la Copa del Rey ante el Getafe lo deja con un pie y medio en la final del torneo. El argumento queda respaldado, además de por el positivo 2-0, por la historia, que han sonreído casi siempre a los nervionenses en casos similares. De hecho, el conjunto nervionense, cuando ha ganado el partido de ida de la semifinal, ha acabado disfrutando de la clasificación para la final, salvo en una ocasión, la pasada campaña.

Precisamente la mala experiencia vivida en San Mamés ante el Athletic (3-0 tras el 2-1 de la ida) es la única remontada en contra que ha experimentado el sevillismo en toda su historia en semifinales. En las demás ocasiones, seis (en 1921 ganó la ida y superó la eliminatoria ante el Athletic, pero fue descalificado posteriormente), ganar el primer partido fue sinónimo de final. Las tres primeras ocasiones, además, acabaron en título. En 1935 (4-1 y 0-1 ante Osasuna), en 1939 (6-5 y 1-1 ante el Alavés) y en 1948 (7-1 y 1-0 ante la Real) el Sevilla ganó el partido de ida en la ciudad hispalense, como este año, y logró estar en la final y luego ganarla (ante el Sabadell, el Ferrol y el Celta, respectivamente).

En 1954, en la siguiente semifinal, cayó, pero de nuevo en 1955 venció en la ida ante el Real Madrid (1-3 y 5-0 en la vuelta) y se metió en una nueva final (con derrota ante el Athletic). También jugó el partido decisivo en 1962 (derrota ante el Real Madrid) tras dejar en la cuneta al Valencia (2-2 y 2-0).

A partir de ahí el Sevilla vivió unos años en los que no supo afrontar las semifinales, de hecho en 1971, 1979, 1981 y 2004 no pudo sacar adelante el partido de ida y lo acabó pagando, porque en todas las ocasiones acabó eliminado. Tendencia que se rompió en 2007, con un nuevo triunfo en el encuentro de ida (Deportivo, 0-Sevilla, 3), corroborado en la vuelta (1-0) y en la final (1-0). Hasta entonces, por tanto, nunca se había dejado remontar una semifinal el Sevilla. Pero llegó San Mamés para confirmar la excepción a la regla histórica.

PRECEDENTES. Teniendo en cuenta la historia también puede ser optimista el Sevilla con respecto a la vuelta. En la Copa, en doce ocasiones ha logrado en la ida un 2-0 en una eliminatoria. En sólo tres fue remontado. La última, en 1997, ante el Deportivo (2-0 y 2-0) en los penaltis.

  • 1