jueves, 13 diciembre 2018
06:51
, última actualización
Deportes

La final de 800 del Europeo indoor, sin sevillanos

Kevin López fue tercero en una carrera donde fue sorprendido y David Palacio acabó cuarto en una semifinal muy sucia por los golpes que recibió.

el 07 mar 2015 / 19:37 h.

kevin-lopez--644x362Kevin López, que en sus dos actuaciones precedentes en el Campeonatos de Europa indoor había conquistado un bronce y una plata, se quedó esta vez fuera de la final de los 800 metros en el O2 Arena de Praga, donde David Palacio tampoco pudo acceder a una de las dos plazas que por carrera daban el pase a la lucha final por las medallas. El loreño, como todos los participantes de la segunda carrera de semifinales, se vio sorprendido por la salida en tromba del holandés Kupers, que ganó rápidamente ventaja, con un paso de 25 segundos en el 200 y de 50.81 en el 400. Suele ocurrir que en estas aventuras el atleta protagonista al final paga el esfuerzo, pero Kupers aguantó firme, por lo que el subcampeón de Europa de 2013 se la jugó en un cara a cara con el sueco Almgren, que tenía ganada la cuerda, cuando además, al pupilo de Paco Gil le faltaron fuerzas al final. Entró tercero en 1:47.78, por el 1:47.34 de Kupers, segundo, que tuvo premio en su estrategia, mientras Almgren ganaba con 1:47.24. David Palacio conoció de primera mano cómo se las gastan en el primer nivel internacional en la pista cubierta. El alemán Robin Schembera le dio un golpe nada más salir a la calle libre, y pocos metros defendió su posición de nuevo de malas maneras. Contactos que acaban pasando factura, porque además, el atleta entrenado por Joaquín Muñoz fue avanzando a tirones. Valiente como es, Palacio se puso a la estela de Lewandowski, el gran favorito, pero le abandonaron las fuerzas a falta de 150 metros, y acabó cuarto por detrás del polaco (1:50.10), del alemán ‘pegador’ 81:51.07) y del belga Van den Broeck (1:51.09).

  • 1