Deportes

La final de Copa está a sólo tres pasos

El Sevilla busca su pase (22.00 horas, Gol Televisión/Canal + Liga) a la penúltima ronda con ventaja provisional en la eliminatoria y la obligación de mostrar su mejor cara ante un Villarreal lanzado.

el 17 ene 2011 / 21:10 h.

Kanouté, al frente del grupo.

Para lo bueno y para lo malo, un equipo inmerso en tres competiciones no puede detenerse a pensar en su pasado más inmediato, y esto es lo que debe hacer el Sevilla esta noche si quiere clasificarse para la penúltima ronda de la Copa del Rey. El premio de disputar la gran final está a sólo tres pasos. Antes, eso sí, habrá que superar un obstáculo, importante obstáculo, llamado Villarreal.

El 3-3 logrado en tierras castellonenses sitúa al equipo de Gregorio Manzano con ventaja provisional. Le basta con no perder o empatar a menos de tres goles para seguir adelante. La derrota ante el Espanyol ha vuelto a destapar las carencias, pero también ha dado un toque de atención.

Toque que recuerda la necesidad de dar lo mejor de uno mismo y de mostrar argumentos de equipo serio para no encajar goles con tanta facilidad que, luego, obligan a realizar auténticas gestas. Manzano quiere más implicación en tareas defensivas por parte de todos, concentración...

Y más aún teniendo en cuenta que llega el Villarreal, tercero en la tabla por méritos propios y dispuesto a aprovechar su buen momento. Acaba de firmar la mejor primera vuelta de su historia en Primera y sabe que el Sevilla no termina de carburar. Por eso, toca ponerse las pilas, estar muy metidos, sacar fuerzas -el calendario aprieta- y aprovechar el potencial ofensivo para dar una alegría a la afición logrando el pase a semifinales.

CON LOS MEJORES. Manzano pondrá en liza a sus mejores hombres. No quiere dejar escapar esta oportunidad. Incluso ha concentrado al equipo. La situación no es como para tirar un torneo cuyo título se defiende. Kanouté y Jesús Navas volverán a liderar un Sevilla con una zaga que no está nada clara. Dabo y Cáceres pugnan por el lateral diestro y Konko vuelve a quedarse fuera, al igual que Cigarini y el lesionado Palop. Sergio Sánchez vuelve a entrar en la lista y hay que incluirle ya en las quinielas.

Perotti y Diego Capel, por su parte, se disputan la titularidad en la banda izquierda, al igual que Luis Fabiano y Negredo en la delantera. El madrileño ha marcado tres goles -dos de ellos al Villarreal- en los dos últimos partidos y suma cinco en Copa.

LA IMPORTANCIA DE LA AFICIÓN. La motivación de alcanzar las semifinales -donde se enfrentaría al Real Madrid o al Atlético- es grande y la afición debe convertirse en un aliado para noquear al equipo de Juan Carlos Garrido. El club hablaba ayer de unos 30.000 aficionados en las gradas, aunque se espera que hoy las taquillas funcionen y el Sánchez Pizjuán se vista con sus mejores galas pese a ser martes y la hora de inicio del choque.

Mientras tanto, el Villarreal llegará hoy mismo a la capital hispalense con la presencia del lateral brasileño Cicinho, recién incorporado a la disciplina amarilla y que vuelve a la convocatoria tras debutar ante Osasuna. En cuanto a las bajas, Garrido no podrá contar con Cazorla, Marchena, Juan Carlos, Senna, Nilmar y Ángel, jugadores muy importantes cuya ausencia se está paliando con absoluto éxito.

La Copa del Rey se puso cara tras el emparejamiento con el Villarreal, pero el 3-3 de la ida, así como la buena segunda parte que hizo el Sevilla cuando le visitó en Liga, deben recordar a éste que puede superarle. Sería un gran regalo para la afición y todo un espaldarazo para la moral. La final está a sólo tres pasos.

  • 1