miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Local

La financiación, aprobada por la mínima y con bronca

La frase «asesinato político» referida al Estatut, enfrenta a un diputado de CiU con uno socialista.

el 12 nov 2009 / 20:24 h.

TAGS:

Los socialistas sabían ayer que la votación en el Congreso de la ley que materializa el nuevo modelo de financiación autonómica iba a ser muy ajustada, con apenas un voto por encima de la mayoría absoluta, pero el mal rato que pasaron fue aún peor cuando comprobaron que les faltaba Javier Barrero, secretario primero de la Mesa del Congreso. Por ello, el portavoz socialista, José Antonio Alonso, se dirigió al presidente del Parlamento, José Bono, cuando se disponía a iniciar la votación de las enmiendas a la reforma de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca), para mostrarle su extrañeza por la ausencia.

Finalmente apareció y la Lofca salió adelante con 176 votos, gracias al apoyo de ERC, ICV, Coalición Canaria y los diputados navarros Carlos Salvador (UPN) y Uxue Barkos (Na Bai).
Pero el movimiento de Alonso puso nerviosa a la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, que lo interpretó como un intento por dilatar la votación para dar tiempo a Barrero a que llegara.


El debate de la ley fue además muy duro. El portavoz adjunto de CiU, el democristiano Josep Sánchez Llibre, equiparó la nueva financiación autonómica con el "asesinato político" del Estatut, lo que provocó una bronca en el Pleno del Congreso. Un diputado socialista avisó con sorna del riesgo de excomunión para todos los que apoyen ese "asesinato", en velada alusión a las declaraciones del portavoz de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, acerca del aborto. Sánchez Llibre identificó al socialista Álvaro Cuesta como autor de la broma: "Señor Cuesta, estoy hablando de cuestiones muy serias", gritó.


Además, el diputado popular Santiago Cervera acusó a UPN de poner en jaque el régimen foral por apoyar la Lofca.

  • 1