Local

La financiación debe pasar a lo concreto

El Presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, estuvo reunido ayer durante más de dos horas en la Moncloa con el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Tras el encuentro, ambos volvieron a hablar de compromisos respecto a la posición en la que quedará Andalucía en el nuevo sistema de financiación...

el 16 sep 2009 / 04:25 h.

El Presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, estuvo reunido ayer durante más de dos horas en la Moncloa con el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Tras el encuentro, ambos volvieron a hablar de compromisos respecto a la posición en la que quedará Andalucía en el nuevo sistema de financiación.

No está mal que ambos lancen un mensaje de unidad, pero después de cinco años de tira y afloja ya no es hora de compromisos y sí de realidades concretas. Está muy bien que Zapatero transmita a Griñán que Andalucía será la comunidad que más dinero reciba porque es la más poblada. No es menor el compromiso arrancado para que no se beneficie a las comunidades más ricas a costa de los recortes en solidaridad territorial; pero ha llegado el momento de poner los números sobre la mesa para que, con luz y taquígrafos, los andaluces puedan comprobar lo que ayer subrayó el propio Griñán, que lo importante no son "los tantos por ciento sino los criterios" que se pacten a la hora de repartir el dinero.

Griñán se cuidó mucho ayer de usar un tono agresivo con Cataluña pese a que las reivindicaciones de ambas autonomías, gobernadas por socialistas, han estado más de una vez en las antípodas en este largo y tortuoso camino que se ha seguido para cerrar un nuevo modelo de transferencias del Estado que satisfaga las exigencias de todas las regiones. Es evidente que Andalucía es la que más dinero debe recibir. No en vano tiene ocho millones de habitantes, el 17,8% de la población española. Pero la cuestión esencial está en el patrón de reparto que se fije para el futuro.

Y en ese aspecto, como viene sosteniendo con insistencia el presidente Griñán, urge resolver la financiación autonómica porque de ello depende la correcta prestación de los servicios básicos. Y eso implica primar a nuestra comunidad -la más poblada de jóvenes y mayores- en salud y educación. Ahí, Andalucía no debe retroceder.

  • 1