sábado, 19 enero 2019
21:49
, última actualización
Local

La financiación del proyecto del Mercado de la Puerta de la Carne no está garantizada

El interventor municipal avisa de que depende de fondos europeos no acreditados.

el 19 may 2014 / 22:40 h.

TAGS:

El edificio del Mercado de la Puerta de la Carne está abandonado desde hace años. / Jonathan Palanco El edificio del Mercado de la Puerta de la Carne está abandonado desde hace años. / Jonathan Palanco La financiación del proyecto del Mercado de la Puerta de la Carne y la solvencia de sus empresas no están acreditados, según un informe del Interventor municipal, un alto funcionario encargado de velar por que en el Ayuntamiento los contratos y los gastos se hagan de acuerdo a las leyes. Según apuntó en uno de sus informes, parte de la financiación depende de fondos europeos que no están acreditados y algunas de las empresas que ganaron el concurso no presentaron documentación que acredite su solvencia. La unión temporal de empresas (UTE) compuesta por Inversport 2010, Lolejoit S.L., Factoría de Ideas, Consultores Asociados S.L. e Iberoamericana de Expansión 12, S.L. se hizo con el proyecto, siendo su oferta la única que finalmente se presentó al concurso público convocado por la Gerencia de Urbanismo, que prevé que a finales de este año o a principios de 2015, en el peor de los casos, arranque la obra del nuevo mercado de la Puerta de la Carne. Un año más tarde tendrá que estar listo este edificio construido entre 1927 y 1929, como mercado gourmet, galería comercial y sala multiusos. Así, por fin se le dará uso a un edificio emblemático cerrado desde 1999. De hecho, la última junta de gobierno del Ayuntamiento adjudicó la concesión administrativa para la transformación y explotación del antiguo mercado, incluyéndose la reurbanización de la plaza y la instalación allí de un quiosco-bar y una pérgola. Sin embargo, el interventor municipal advierte de algunos aspectos y señala que «el estudio económico presentado por el licitador resulta esquemático en exceso precisando información complementaria explicativa de aspectos con incidencia en la concesión». «Basta como ejemplo la valoración del canon de explotación a percibir por el Ayuntamiento de Sevilla», prosigue, para añadir que la extrapolación de gastos no aparece de manera expresa aunque «podemos deducir que no evolucionan de manera lineal», señala. Según el interventor, la financiación prevista aporta por un lado fondos propios por 1.480.000 euros que exige a priori la captación de capital al ser este importe superior al de los patrimonios netos agregados de la empresa que integran la UTE y, por otro, la captación de un préstamo a largo plazo de 3.454.966 euros «cuyo origen se encuentra en la obtención de fondos europeos destinado a la inversión sostenible en entorno urbanos (Jessica)». En tanto estas ayudas, avisa el interventor, se conceden sujetas a determinadas condiciones «sería necesario aportar en el expediente documentación que avale la posibilidad de la concesión de este fondo en un plazo relativamente corto eliminando la incertidumbre del proyecto que de acuerdo con la cláusula 12.2 del pliego de prescripciones administrativas la obra debe quedar ejecutada en plazo no superior a 15 meses (el planning de la obra indica que duraría al menos 11 meses)». Así, este alto funcionario recomienda que, alternativamente, podría aportarse otra documentación que ponga de manifiesto la flexibilidad financiera de la empresas de la UTE y que le permita acudir a fuentes de financiación alternativa. Además, añade que los datos presupuestarios de las empresas y de aquellas que afecten a su solvencia económica y financiera revelan que no tiene formalizadas operaciones de pasivos financieros de un volumen similar ni consta que la hayan obtenido o puedan obtenerlas según sus condiciones de solvencia a corto y largo plazo. En relación con la solvencia económica de las empresas que participan en la UTE Iberoamericana de Expansión 12 y Lolefit «no consta la documentación acreditativa de la solvencia financiera de las empresas en los términos del apartado 9.1.1. del pliego de condiciones administrativas». En conclusión, el interventor municipal afirma en su informe, al que tuvo acceso esta redacción, que a la vista de la documentación presentada y con las consideraciones realizadas en el informe, «esta Intervención considera que quedará acreditada la viabilidad una vez aportada la documentación complementaria correspondiente, considerando cumplido el trámite de la adjudicación».

  • 1