domingo, 15 septiembre 2019
23:15
, última actualización
Deportes

La Fiscalía apoya a Lopera y pide la recusación del juez Calle Peña

Basa su decisión en el parentesco del magistrado con un directivo de la Liga de Juristas Béticos, que forma parte de la acusación.

el 05 feb 2015 / 16:42 h.

BETIS 13-14 Manuel Ruiz de Lopera, en uno de sus pasos por el juzgado. La Fiscalía de Sevilla ha pedido apartar al magistrado de la Audiencia de Sevilla Juan Antonio Calle Peña del caso sobre la gestión de Manuel Ruiz de Lopera al frente del Real Betis porque es sobrino de uno de los denunciantes personados como acusación particular a través de la Liga de Juristas Béticos. En la resolución de la Fiscalía, a la que ha tenido acceso Efe, se estima la recusación presentada por Lopera y se solicita que el magistrado sea apartado "definitivamente" del caso. La Fiscalía basa su decisión en el parentesco colateral en tercer grado de consanguinidad que existe entre el juez y su tío Juan Calle Martínez, socio de la Liga de Juristas Béticos, de la que fue promotor y vicepresidente y que acusa a Lopera de un presunto delito societario durante su gestión al frente del Betis entre 1992 y 2010. Entiende la Fiscalía que este vínculo de parentesco "puede generar dudas razonables en relación con la imparcialidad del Magistrado Ponente" en los recursos presentados por Lopera. Por ello, accede a la recusación para "asegurar el derecho a un proceso justo y con plenas garantías", "despejando toda duda de que el juez, respecto a la cuestión sobre la que ha de resolverse y en cuanto a las personas interesadas en ella, puedan llegar a tener alguna relación que pueda enturbiar su imparcialidad". Calle Peña está en la sección primera de la Audiencia de Sevilla y ha sido ponente en numerosas resoluciones que han apoyado las decisiones de la juez Mercedes Alaya y se ha posicionado en contra de los recursos presentados por la defensa de Lopera. El magistrado, por su parte, ha rechazado la recusación presentada contra él por Lopera porque puede estar fuera del plazo, que es de diez días mientras que el expresidente bético lo hizo cuatro años después. En este sentido, la Fiscalía señala que el recurso se presentó después de que el 11 de julio de 2014 le confirmaran oficialmente a Lopera la relación de parentesco entre el denunciante y el juez, según recoge el escrito de la fiscal en contestación a la Liga de Juristas Béticos. "Solo tras una sucesión de resoluciones adversas es cuando llega a suscitarse" a los abogados de Lopera "dudas sobre la imparcialidad" del juez "y a cuestionarse la posible existencia de relación de parentesco, señala la Fiscalía. El magistrado también rechazó la recusación porque las tres partes personadas en el proceso son personas jurídicas que engloban a más de 900 asociados, y añadía que su tío no es el representante legal de la Asociación Liga de Juristas Béticos sino un socio más. El juez también aseguraba que en una sala con cuatro magistrados, las decisiones en los procesos más complejos siempre se toman por unanimidad.

  • 1