Local

La Fiscalía archiva siete casos de robos de bebés por falta de pruebas

El Ministerio Fiscal instruye casi 60 denuncias de familias que creen que les quitaron un hijo.

el 13 jun 2011 / 18:15 h.

TAGS:

La Fiscalía de Sevilla ha decretado el archivo de siete de las casi 60 denuncias que ha recibido por supuestos robos de bebés ante la falta de pruebas. Estos siete casos son todos de niños que nacieron en el Virgen del Rocío y, la mayoría de estos nacimientos, tuvieron lugar a partir de 1971. Son los primeros casos que se archivan, después de que el Ministerio Público encargase a la Policía Nacional la investigación, cuya primera fase ya se ha dado por terminada.

Según explicaron fuentes del Ministerio Público, el fiscal encargado del caso, José Escudero, está enviando a las familias afectadas el decreto de archivo en el que explica los motivos del mismo. Todas estas familias tuvieron a sus hijos en el Virgen del Rocío y, "la mayoría de ellas salvo dos o tres que son de años antes", son nacimientos que se produjeron a partir de 1971. Las mismas fuentes señalaron que la decisión se tomó después de que el fiscal recibiera los atestados policiales referentes a varias denuncias, en los que "no se aprecia indicios de delito".

Y es que el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional, que es el que se ha hecho cargo de la investigación encargada por la Fiscalía , ha estado durante varios meses recuperando toda la información posible de estos casos. Así, el fiscal ha recibido por cada una de las denuncias un atestado con documentos como certificado de defunción, legajo de aborto, historia clínica de las madres o el certificado de enterramiento, entre otros. En ninguno de estos documentos se ha apreciado algún tipo de irregularidad que pudiera llevar a pensar que se cometió algún delito.

Además, los agentes encargados de la investigación han aportado en sus atestados diferentes fotografías del cementerio de San Fernando y, en concreto, de los lugares en los que supuestamente estos bebés fueron enterrados. Estas imágenes permiten comprobar que en muchos de estos lugares donde antes había fosas comunes o incluso parvularios, ahora hay tumbas en las que se han realizado enterramientos relativamente recientes.

El trabajo de la Policía, que ha sido calificado por las fuentes como "exhaustivo y minucioso", ha permitido elaborar un croquis del campo santo con las diferentes fosas comunes en las que se llevaron a cabo enterramientos de fetos (los bebés que no superan las primeras 24 horas de vida no son a efectos jurídicos consideradas personas), así como de los diferentes parvularios. Asimismo, la Policía ha detallado los cambios que se han ido generando a lo largo de los años y como, por ejemplo, los restos de algunas de las fosas fueron reagrupados en una misma zona.

El hecho de que los restos se enterraran juntos y de que muchos de ellos se reagruparan y mezclaran es un grave problema que dificulta mucho la opción de desenterrar todos estos huesos y de hacerles las pruebas de ADN y ver si coinciden o no con el de sus familiares. Además, las fuentes indicaron que algunos especialistas aseguran que es muy difícil, "casi imposible", de localizar ADN en restos de recién nacidos porque "sus huesos no están lo suficientemente calcificados como para encontrar muestras".

No obstante, la Fiscalía no ha dado carpetazo definitivo a estos siete casos, sino que si a lo largo de la segunda fase de la investigación se encontrara algún indicio "el caso o los casos se reabrirían porque el archivo es provisional y no definitivo". Además de estos casi 60 supuestos robos, cinco juzgados sevillanos están investigando otras cinco denuncias, que también se han puesto en manos del Grupo de Homicidios. Las fuentes también lamentaron que por ahora no hayan logrado contactar con algún testigo que pudiera aportar algún dato.

  • 1