Deportes

La Fiscalía corrobora la declaración de culpable del concurso del Betis

Suscribe el informe de los administradores concursales, aunque modifica el importe de algunas multas e implica a algunos consejeros que habían qudado exentos de culpa.

el 18 jun 2013 / 23:06 h.

lopera_oliver_1204 Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver, el 7 de juilio de 2010. La Fiscalía entregó este martes en el Juzgado de lo Mercantil número 1 su informe de calificación sobre el concurso de acreedores del Betis, considerado “doloso” por los administradores concursales, Francisco Tato, José Antonio González y Gerardo Narbona. Del mismo se dará hoy traslado de forma simultánea a las partes, aunque según hemos podido saber la Fiscalía mantiene la calificación de “doloso” del concurso, aunque realiza algunas modificaciones en las cantidades reclamadas por los administradores concursales e incluso implica a algunos ex consejeros que habían quedado libres de culpa en primera instancia. En el informe concursal presentado el pasado 10 de abril al Juzgado de lo Mercantil, de 276 páginas, se calificaba el concurso del Real Betis como culpable por la gestión de los consejeros de la entidad desde el 13 de enero de 2009 a la misma fecha de 2011. En las conclusiones, tras calificar de “nefasta” la gestión del club en ese periodo, los concursales solicitaron unas duras penas para los antiguos consejeros: para José León, por entonces presidente, quince años de inhabilitación y 29.515.375,84 euros de multa, para Manuel Ruiz de Lopera y Farusa, también quince años y 23.069.385,51 euros de multa (de manera solidaria con León, por las irregularidades cometidas entre el 13 de enero de 2009 y el 7 de julio de 2010). Para Ángel Vergara, Luis Oliver, Manuel Castaño y Jaime Rodríguez-Sacristán, diez años de inhabilitación a cada uno y 6.445.990,33 euros de multa, a pagar de manera solidaria por todos ellos, por las irregularidades cometidas entre el 7 de julio y el 13 de diciembre de 2010, fecha en la que fueron desalojados del Betis por la Junta General de Accionistas que controlaba el administrador judicial José Antonio Bosch con las acciones de Farusa. Los concursales también solicitaban ocho años de inhabilitación, sin reintegración económica, para Francisco Nuchera, Eduardo Peña, Juan Carlos Roldán, Luis Rementería y Joaquín Zulategui, todos estos incorporados por Luis Oliver al consejo tras la supuesta compra de las acciones de Lopera el 7 de julio de 2010. En el caso de los consejeros de la etapa de Lopera, Rufino González, Luis Navarro, Antonio Álvarez, José María Blanco y Ángel Martín, los concursales pedían cinco años de inhabilitación por “su participación o conocimiento indirecto en la gestión de la sociedad”, mientras que Diego García León y Gregorio Conejo quedaban exentos de culpa, si bien, según apuntan fuentes del caso, para el primero también solicita la Fiscalía inhabilitación, pues no presentó su dimisión hasta el 1 de julio de 2009 y formó parte durante varios meses (desde el 13 de enero de ese año) del consejo bético en los dos años anteriores a la declaración del concurso, mientras que para Ángel Martín y Rufino González se solicita multa. La Fiscalía, como decimos, corrobora la calificación de concurso doloso realizada por los concursales, por lo que difícilmente podrán eludir los antiguos gestores béticos su responsabilidad, si bien será el juez quien determine finalmente las multas y las penas de inhabilitación, caso de considerarlos culpables. En todo caso, tendrían la opción de recurrir una posible sentencia adversa ante la Audiencia Provincial, donde tienen depositadas más esperanzas  que en el Juzgado de lo Mercantil, que también instruye otra causa por la que un grupo de accionistas béticos solicita la nulidad de 48.000 de las 61.000 acciones que ha venido usando Ruiz de Lopera desde 1992.

  • 1