Local

La Fiscalía dice que hubo una "mordida" en Mercasevilla para lograr un "beneficio ilícito"

El juicio ante un jurado popular ha comenzado con media hora de retrasos

el 01 oct 2012 / 09:34 h.

TAGS:

La Fiscalía sevillana ha defendido hoy en sus alegaciones ante el jurado su "convencimiento" de que los acusados solicitaron una "comisión, dádiva, recompensa o mordida" a los empresarios de La Raza a cambio de obtener la gestión de la escuela de hostelería y así obtener "un beneficio ilícito".

"Quieres la gestión, dame dinero", fue la frase con la que el fiscal resumió los hechos que sientan en el banquillo desde hoy al exdirector general de Mercasevilla Fernando Mellet, su adjunto Daniel Ponce, a la exdirectora de proyectos Regla Pereira y al exdelegado provincial de Empleo Antonio Rivas. Por su parte, el abogado de Mellet ya ha anunciado que su cliente "no va a declarar, no para escurrir el bulto, sino para defender sus derechos fundamentales".

La primera jornada del juicio ante un jurado popular ha sido muy densa y cansada tanto para el jurado como para el público que asistía a la sala. La vista comenzaba a las 10.30 horas y terminó sobre las 14.00 horas, sin que haya dado lugar a que los acusados declarasen. Las casi cuatro horas se han dedicado a la lectura de los escritos de las acusaciones y las defensas, aunque ha sido el "extenso" escrito de Mellet el que ha alargado la jornada, ya que el secretario ha necesitado 55 minutos para darle lectura. Hasta el abogado del exdirector ha pedido "disculpas". Tras un breve descanso, la sesión se retomaba con los escritos de las otras defensas y el turno de alegaciones previas, que ha sido imposible finalizar, por lo que mañana la vista se retomará en este trámite escuchando a las defensas de Ponce, Pereira y Rivas.

De esta forma, el fiscal, Juan Enrique Egocheaga , ha mantenido que los acusados, tras haber obtenido una subvención de 900.000 euros para la escuela de hostelería por parte de la Consejería de Empleo, "deciden obtener un beneficio ilícito a costa de los empresarios". Además, ha defendido la validez de la grabación que los propietarios de La Raza hicieron de la conversación en la que se les reclamó 300.000 euros de comisión, después de que así lo haya decidido el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).
Por su parte, el abogado de la Fundación Mercasevilla, Juan Piñeiro, ha destacado que los procesados eran "la cabeza visible de la entidad que representan" y que, por tanto, "han perjudicado gravemente la imagen de Mercasevilla, que ahora está asociada a corrupción y escándalo". "No estamos aquí por capricho", ha dicho, tras defender la labor de investigación realizada antes de llegar al juicio.

"EL GERMEN DE LA CORRUPCIÓN"
El siguiente en intervenir ha sido el abogado del PP, Luis García Navarro, quien ha recordado que este asunto es "el germen del mayor caso de corrupción", ya que a raíz de esta grabación se desvelaron otras irregularidades como la venta de los suelos de la lonja, el delito societario o el caso de los expedientes de regulación de empleo fraudulentos, "en los que están también imputados algunos de los acusados". García Navarro también defendió la validez de la grabación, a la que denominó como "la gran prueba de este juicio", pues ha sido "avalada jurídicamente por el TSJA".
La jornada de hoy se ha cerrado con la intervención del abogado de Mellet, José Manuel Carrión, quien ha centrado su defensa del jurado en dos grandes pilares: la nulidad de la grabación y la "inexistencia del delito de cohecho".

De esta forma, ha insistido, como ya ha reclamado ante la jueza, la Audiencia, el TSJA y el Tribunal Constitutcional, que el "procedimiento es inválido porque parte de una prueba inválida". En su amplio alegato ha dicho que "no sólo se vulneró el derecho a la intimidad de Mellet", pues la cinta se grabó en su despacho sin su consentimiento, sino porque como va a ser escuchada en el juicio "se va a vulnerar su derecho a no declarar". Por ello, ha adelantado que su cliente no va a declarar, "no porque esté escurriendo el bulto, en realidad está defendiendo sus derechos fundamentales".

Así, ha dicho que "lo lógico" es que los empresarios hubieran ido a la Policía o a los juzgados a denunciar, pero "no que uno se convierta en detective privado", solicitando el "amparo de este tribunal popular".
Por otro lado, tras lamentar las "raíces políticas" de este asunto, ha insistido en que "no existe delito", porque Mellet no solicitó una comisión, sino "una colaboración" de los empresarios, remitiéndose al convenio firmado por Mercasevilla y La Raza en 2004. Así, ha defendido que aunque la Junta hubiera otorgado la subvención de 900.000 euros, ésta se cobraría en varias partes hasta el año 2011, por lo que era "necesario dinero" para poder iniciar el proyecto.

La sesión de hoy arrancaba con los cuatro acusados declarándose inocentes tras ser preguntados por el magistrado presidente del jurado, Ángel Márquez, sobre cómo se declaraban. "Absolutamente inocente", ha contestado Mellet; mientras Rivas ha dicho que se declara "totalmente inocente, como vengo manifestando desde el principio".
En el juicio, que se extenderá toda la semana, los acusados se enfrenta a una pena de multa de 900.000 euros y a 21 meses de inhabilitación para ejercicio de cargo público por un delito de cohecho, que reclama la Fiscalía.

 


  • 1