miércoles, 14 noviembre 2018
20:52
, última actualización
Local

La Fiscalía exculpa al exjefe antidroga del caso del robo de la Jefatura

Considera que “no hay indicios” de que él y dos agentes más ocultaran la sustracción de la droga

el 03 feb 2012 / 21:21 h.

TAGS:

El exjefe de la Udyco (Unidad contra la delincuencia y el crimen organizado de la Policía Nacional) y dos de sus mandos no ocultaron el robo de 150 kilos de droga de las dependencias de la Jefatura de Blas Infante.

Eso es lo que concluye la Fiscalía en un escrito en el que solicita al Juzgado de Instrucción número 19 el archivo de la causa para los tres agentes por falta de "motivos suficientemente razonables para mantener la acusación". Eso sí, el fiscal aprovecha su informe para alertar de "las deficiencias del lugar donde se almacenaba y custodiaba la droga" incautada por la Policía. Por el robo están imputados el exagente de la Udyco Lars Sepúlveda Madsen, su cómplice y las esposas de ambos.

El exjefe de la Udyco Francisco T., y los jefes de grupo José R. y Víctor O. fueron imputados por la jueza en octubre de 2009 por un delito de omisión del deber de perseguir delitos al existir "sospechas y algún indicio" de que tras conocer que la droga había sido sustraída "no lo comunicaron a la autoridad judicial y, además, trataron de impedir que este hecho transcendiera tratando de ocultar alguna prueba". El Ministerio Público cree ahora que, "agotadas todas las vías de investigación", "no resultan motivos suficientes" para considerar que cometieron este delito.

En su escrito, el fiscal antidroga, Alfonso Demetrio Sánchez, afirma que "el que se haya encontrado perfiles genéticos de los imputados" en los paquetes de droga, "no es suficiente indicio", pues aparecieron también el de otros agentes, lo que se explicaría con que manipularon los mismos para comprobar que se había cambiado la droga por otros materiales. De hecho, el fiscal considera que el tiempo transcurrido desde que los agentes "tienen la certeza de que no había ocurrido un error en la etiqueta o almacenaje de la droga" hasta que se comunicó al juzgado su desaparición "no puede considerarse excesivo si se tiene en cuenta la actuación de los funcionarios para averiguar lo ocurrido". "Y tampoco hay pruebas ni indicios suficientes de que la actuación de alguno de los imputados tuviera por finalidad desviar la investigación por caminos distintos a los que en definitiva se siguieron", concluye el fiscal.

En cuanto al acceso al calabozo, explica que el juego completo de llaves "sólo lo tenía" el exjefe de la Udyco, pero "salvo la de dos candados", "las otras podían ser usadas por cualquier funcionario como pudo comprobarse en la inspección ocular" que realizó el juzgado. De hecho, el fiscal destaca que la investigación del caso "ha puesto de relieve las deficiencias del lugar donde se almacenaba y custodiaba la droga, no sólo por las dificultades de almacenamiento que presentaba tal lugar, sino por los escasos medios de seguridad que tenía".

Aunque aclara que esta situación podrá dar lugar a una responsabilidad administrativa, pero no penal".

El exjefe de la Udyco ya fue absuelto en julio del año pasado por la Audiencia Provincial de otro delito de omisión de perseguir delitos, del que era acusado por favorecer a un clan de narcos de Los Barriga. Según los jueces "no existía la menor prueba" de que Francisco T. cometiera tal delito.

  • 1