miércoles, 21 noviembre 2018
03:43
, última actualización
Local

La Fiscalía no apoya que el Cuco cumpla su condena en prisión

Por "la gravedad del caso", pide al juez que permanezca en un centro hasta septiembre de 2013.

el 13 dic 2011 / 13:05 h.

TAGS:

El Cuco ingresó en el centro el 28 de octubre, días antes declaró en el juicio contra los adultos.

La Fiscalía de Sevilla no apoya la petición planteada por la familia de Marta del Castillo para que el Cuco, que ingresó en un centro de menores el 28 de octubre, cumpla lo que le resta de condena en prisión por ser ya mayor de edad, aunque se reserva la opción de solicitarlo más adelante, en función de su comportamiento.

El Ministerio Público, en cambio, es la parte que más tiempo ha pedido que se le mantenga privado de libertad que se le mantenga al menor privado de libertad que, pues ha solicitado al juez que no salga hasta septiembre de 2013.

En su escrito, el Ministerio Público solicita "expresamente" que lo que le resta al Cuco por cumplir de los dos años y 11 meses por un delito de encubrimiento "se efectúe en un centro de menores", aunque "sin perjuicio de que esta situación pueda ser modificada en otro momento procesal en función de la evolución del menor". La decisión de la Fiscalía se basa en que hasta ahora "no existe constancia de que la conducta del menor no responda a los objetivos propuestos en la sentencia", requisito que recoge la Ley de Menor para que un menor que cumpla la mayoría de edad durante el proceso judicial cumpla la condena en prisión.

De hecho, el escrito recuerda dos incidentes protagonizados por el Cuco -además del quebrantamiento de la medida de alejamiento de los padres de Marta- como son el que se le encontrara "una cuchilla en el interior de una zapatilla" o "un altercado a raíz de ser conocida su identidad en el centro", por los que fue sancionado y modificado su plan de intervención. Sin embargo, recuerda que el informe final de los psicólogos destaca que "en la recta final de su internamiento permaneciera con una mayor estabilidad, evolucionando de forma positiva con respecto a los objetivos fijados en su modelo individualizado de intervención", una conclusión en la que se basan para considerar que "no procede" su ingreso en un centro penitenciario.

En cuanto a la pena que le resta por cumplir, el Ministerio Fiscal sí se muestra mucho más contundente a la hora de computarle el tiempo que estuvo en un piso tutelado tras cumplirse los nueve meses que como máximo podía estar internado a la espera de juicio. Así, "estima como idónea la equivalencia de un día de internamiento cerrado a seis días de convivencia en grupo educativo". Esto quiere decir que de los 1.050 días a los que ha sido condenado el Cuco, le quedarían por cumplir 685 días, por lo que saldría a la calle a mediados de septiembre de 2013. Un cómputo por encima de lo que la Fiscalía de Menores estableció en un decreto, que es de dos días de régimen de semilibertad por uno de internamiento, por "la gravedad del hecho cometido", "el daño causado a la víctima y a los perjudicados", el que "no muestre signos de arrepentimiento o que "no asuma el hecho cometido" . Por ello, la Fiscalía considera necesario contar con más tiempo para "trabajar" con el joven para que asuma "la asunción del hecho y la responsabilización de su conducta".

El cómputo de la Fiscalía es el más amplio, ya que el abogado de la familia, que pidió la prisión, contaba cada cuatro días como uno de internamiento, lo que supondría que el menor terminara su condena a principios de agosto de 2013. La defensa del joven, en cambio, reclamó que cada día en el piso le contara como uno en el centro, considerando de esta forma que el joven quedara en libertad en mayo de 2012 al restarle solo 212 días.


  • 1