Local

La Fiscalía no pacta la expulsión de los piratas somalíes

La Audiencia juzgará a los dos corsarios en un plazo de 15 días.

el 16 nov 2009 / 20:43 h.

TAGS:

El juez Santiago Pedras, llegando a la Audiencia Nacional.

El juez Santiago Pedraz procesó ayer a los dos supuestos piratas detenidos por participar en el secuestro del atunero Alakrana por 36 delitos de detención ilegal y uno de robo con violencia y uso de armas -no les acusa de asociación ilícita-, por lo que podrían ser juzgados en dos semanas.

 

El magistrado de la Audiencia Nacional adoptó esta decisión a instancias de la Fiscalía, que el pasado sábado solicitó el procesamiento de Abdu Willy y Raageggesey Adji Haman por los mencionados delitos y no incluyó el de asociación ilícita, tal y como reclamó la defensa del primero de ellos para que se les pueda expulsar en aplicación de la Ley de Extranjería.

 

Pedraz citó ayer a los dos detenidos para comunicarles su procesamiento y si ninguna de las partes -fiscal y defensa- realiza solicitud alguna al juez, previsiblemente mañana el magistrado elevará la causa a la sección cuarta de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, que será la encargada de enjuiciarlos. Después de este paso el fiscal presentará su escrito de acusación, que según explicaron fuentes jurídicas, podría hacerlo a finales de semana, por lo que la sala podría dictar la apertura de juicio oral a comienzos de la próxima semana y a finales fijar la fecha de celebración.

 

Más de 200 años. Según la defensa de Abdu Willy, Francisco Javier Díaz Aparicio, existe la posibilidad de que a los detenidos se les pueda aplicar el artículo 57.7 de la Ley de Extranjería -previsto para los procesados o inculpados por delitos castigados con menos de 6 años de prisión-, la mayor pena a la que podrían ser condenados podría superar esos seis años de prisión, ya que el delito de detención ilegal está castigado con penas de seis a diez años de cárcel.

 

Sin embargo, la Fiscalía de la Audiencia Nacional rechazó ayer alcanzar un acuerdo de conformidad con la defensas de los dos supuestos piratas que posibilitaría su expulsión de España, y pedirá para ellos penas que previsiblemente superarán los 200 años de cárcel. Así lo confirmaron fuentes jurídicas, que precisaron que la Fiscalía "no se apartará ni un milímetro de la vocación de hacer justicia". También añadieron que el Ministerio Público no tiene ninguna intención de alcanzar un acuerdo que pueda facilitar la expulsión de los supuestos piratas en aplicación de la Ley de Extranjería, tal y como ha reclamado la defensa de Abdu Willy. Para el Ministerio Fiscal, "no hay causa legal" para aplicar la Ley de Extranjera, añadieron las mismas fuentes.

 

En su auto, Pedraz señala que las pruebas que incriminan a los dos supuestos piratas son los informes realizados por la Comisaría General de Información y el Estado Mayor de la Defensa, los reportajes fotográficos y el material incautado (2.500 euros, seis móviles de los miembros de la tripulación del pesquero, efectos del barco -entre ellos una navaja de Albacete- e instrumentos con el anagrama de la UE). En dichos informes, según las fuentes, se precisa que la detención de los supuestos piratas se produjo fuera de las aguas territoriales de Somalia puesto que se efectuó a 120 millas de las costas somalíes y, según la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar el mar territorial llega hasta las 12 millas desde el litoral.

 

Dado que los secuestradores del Alakrana mantienen a 36 rehenes -entre ellos 16 españoles-, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró ayer que lo prioritario es que los tripulantes regresen "sanos y salvos" y añadió que una vez que eso suceda, se pedirán las explicaciones "oportunas" al Gobierno y se analizarán las gestiones del Ejecutivo y la Justicia. Igualmente, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, aseguró ayer comprender "perfectamente" que tanto los fiscales como los jueces traten de acelerar el proceso, con todas las garantías, para resolver la crisis "lo antes posible".

  • 1