Deportes

La fiscalía pide casi 4.700 euros de multa al autor del botellazo a Juande Ramos

La Fiscalía ha pedido dos multas de 4.320 y 360 euros y la prohibición durante dos años de acceder a espectáculos deportivos para el hombre acusado del botellazo que sufrió el entrenador del Sevilla, Juande Ramos.

el 15 sep 2009 / 00:46 h.

La Fiscalía ha pedido dos multas de 4.320 y 360 euros y la prohibición durante dos años de acceder a espectáculos deportivos para el hombre acusado del botellazo que sufrió el entrenador del Sevilla FC, Juande Ramos, durante un partido contra el Betis el 28 de febrero de 2007.

El escrito de acusación imputa al acusado A.Ch.R., de 31 años, un delito de desórdenes públicos y una falta de lesiones, por lo que además pide que indemnice a Juande Ramos en 360 euros.

Según el fiscal, el acusado asistía como espectador al partido que se disputaba en el estadio del Betis "con gran afluencia de público" y lanzó una botella contra el banquillo del equipo visitante, "pese a conocer las graves consecuencias que podía ocasionar con su acción, dada la naturaleza del partido y el elevado número de espectadores que asistían al mismo".

Juande Ramos tuvo que ser evacuado del estadio en ambulancia, "provocando con ello una grave alteración del desarrollo del encuentro, que desembocó en la suspensión del partido", añade la Fiscalía.

Según la Fiscalía, el entrenador sevillista sufrió lesiones consistentes en contusión parieto-occipital que precisó una asistencia facultativa y sanó a los siete días, dos de los cuales estuvo impedido para sus ocupaciones habituales y uno de ellos en el hospital.

El acusado, que entonces era portero del Castilleja CF, de la Primera Andaluza, negó en su declaración ante el juez de instrucción haber sido el autor del botellazo.

Pese a ello, el fiscal le imputa un delito de desórdenes públicos, por el que pide una multa de 12 meses con cuota de 12 euros, lo que equivale a 4.320 euros, y otra multa de 30 días, lo que equivale a 360 euros, por una falta de lesiones.

Por el delito de desórdenes públicos, además, la Fiscalía pide que se prohíba a A.Ch.R. asistir a ningún espectáculo deportivo durante dos años.

El entrenador del Sevilla, tras recibir el botellazo en el partido Betis-Sevilla de cuartos de final de la Copa del Rey, disputado el 28 de febrero de 2007 en el estadio bético, perdió el conocimiento, fue atendido en el mismo campo y luego en una clínica de Sevilla, donde pasó la noche en observación.

El sospechoso fue identificado algunos días después, gracias a las grabaciones aportadas por cadenas de televisión y por el testimonio de testigos presenciales.

El imputado ha basado su defensa en que se lanzaron varias decenas de objetos contra el campo desde el punto de la grada del estadio Manuel Ruiz de Lopera donde se encontraba.

  • 1