Local

La Fiscalía pide diez meses de cárcel para un policía por agredir con su porra a dos viandantes

El suceso tuvo lugar en 2012 en el curso de una actuación policial desplegada en la barriada Martínez Montañés.

el 30 jun 2013 / 18:57 h.

TAGS:

La Fiscalía de Sevilla ha pedido diez meses de cárcel y el pago de  una multa de 240 euros para un agente de la Policía Nacional acusado  de agredir "de manera injustificada" con su defensa reglamentaria a  dos viandantes que se encontraban en la barriada Martínez Montañés de  la capital hispalense. Fuentes del caso han informado a Europa Press de que el Ministerio  Público solicita para el agente diez meses de prisión por un delito  de lesiones y 240 euros de multa por una falta también de lesiones,  mientras que las acusaciones ejercidas por el Grupo 17 de Marzo y las  propias víctimas piden para el acusado dos años de cárcel y 1.200  euros de multa. El juez de Instrucción número 2 de Sevilla procesó al policía por  unos hechos ocurridos sobre las 11,20 horas del 26 de mayo de 2012,  cuando, en el curso de una actuación policial desplegada en la  barriada Martínez Montañés, el acusado agredió "de manera  injustificada" con su defensa reglamentaria a los dos afectados. A consecuencia de la agresión, una de las víctimas sufrió lesiones  de las que tardó en curar 41 días, mientras que el otro afectado  tardó en curar de sus lesiones 15 días, según indicó el juez Carlos  Mahón en el auto de incoación de procedimiento abreviado, al que ha  tenido acceso Europa Press y que fue recurrido ante la Audiencia  Provincial por la defensa del imputado. Posteriormente, y una vez presentados los escritos de acusación,  el juez instructor abrió el pasado mes de abril juicio oral contra el  policía, al que impuso una fianza civil de 4.800 euros a fin de  asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran declararse  procedentes. En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press,  el Grupo 17 de Marzo relata que los hechos tuvieron lugar el 26 de  mayo de 2012, cuando varios monitores voluntarios del Grupo Scout  Boom, entre los que se encontraban los denunciantes, se encontraban  en la calle Arquitecto José Galnares, en el Polígono Sur. Los miembros de dicha asociación estaban esperando a un compañero  cuando presenciaron, a escasos metros, la detención de una persona  por parte de cinco policías, tres vestidos de paisano y dos con el  uniforme. En ese momento, un grupo de cinco o seis vecinos  relacionados con el detenido comenzó a acercarse al lugar de la  detención y, "sorpresivamente", los policías sacaron sus defensas y  comenzaron a golpear a todas las personas que estaban cerca de ellos. Ante los golpes, los vecinos se alejaron 15 metros del lugar, pero  los agentes avanzaron contra ellos, "golpeando" así también a las  personas más alejadas, "que no tenían nada que ver con la  intervención" y que "se encontraban allí paradas, mirando lo que  sucedía, sin interferir en ninguna actuación policial". Según el Grupo 17 de Marzo, el policía acusado, "apodado 'el  nazi'", agredió de manera "injustificada" y con la defensa  reglamentaria a los denunciantes, que se encontraban "entre las  personas más alejadas de la detención y en la que no habían  intervenido de modo alguno". Además de los dos años de cárcel y el pago de una multa de 1.200  euros, el Grupo 17 de Marzo pide que el policía indemnice con  3.486,56 euros por las lesiones provocadas.

  • 1