Local

La Fiscalía reclama que Javier y su novia no queden impunes

La Audiencia tiene que decidir si los exculpa de su implicación en el caso Marta

el 14 dic 2009 / 21:41 h.

TAGS:

Javier y María, al fondo, a la salida de los juzgados el pasado mes de septiembre.

Después de que el juez del caso Marta haya dado prácticamente por cerrada la instrucción del caso, la Fiscalía sigue manteniendo que hay "indicios suficientes" para que Javier Delgado, hermano del asesino confeso de Marta de Castillo, y su novia, María García, se sienten en el banquillo ante un jurado popular por un presunto delito de encubrimiento.

Una tesis que ha sido apoyada por el abogado de la familia de la joven, José María Calero, en la vista que se celebró ayer en la Audiencia Provincial de Sevilla para resolver los recursos en los que ambos imputados piden el archivo de la causa contra ellos dos.

Según la Fiscalía, hay pruebas para creer que ambos encubrieron la muerte y desaparición de Marta -cuyo cadáver sigue sin aparecer casi once meses después- como la primera declaración de El Cuco, el único menor de edad implicado, en la que asegura que Javier se quedó limpiando huellas cuando él, Miguel y Samuel Benítez se marcharon a deshacerse del cuerpo. El menor ha sido el único que le ha implicado en los hechos, lo que provocó que fuera detenido.


El Cuco relató entonces que, cuando llegó al piso Javier y Miguel estaban en el salón con algo envuelto en una manta o alfombra y que cuando ellos metieron en el coche el cuerpo, Javier se quedó limpiando las huellas. Un testimonio que perdió fuerza, después de que el menor cambiara su declaración y dijera que es inocente y que confesó por presiones.


El Ministerio Público también recordó que hay un testigo que sitúa a Miguel a la 1.30 horas del 25 de enero manipulando una silla de ruedas en León XIII, por lo que puede que fuera entonces cuando sacaron el cadáver de la joven. Según las acusaciones, a esa hora, y hasta las cinco de la madrugada, la coartada de Javier es "muy débil", por lo que pudo estar en ese momento en el piso. Sin embargo, el abogado de Javier, José Manuel Carrión, defendió que a las dos de la madrugada una llamada al móvil le sitúa en Luis Montoto a esa hora y que a las 3.00 horas cerró el bar que regenta cerca de esa calle. Además, insistió en que muchas frases que se han extraído de las conversaciones telefónicas entre los hermanos "están sacadas de contexto". Para la familia, en cambio, "existe una proximidad directa de Javier con los hechos", pues estuvo en su piso "inmediatamente antes y después" del crimen, explicó su letrado, José María Calero. En cuanto a María, tanto la Fiscalía como la familia insistieron en que a la hora que el testigo vio a Miguel ella estaba en el piso, pues según ha reconocido ella misma, llegó a León XIII a las doce de la noche.


La Audiencia ya tiene resuelto los recursos, aunque su decisión aún no se ha hecho pública. No obstante, todo apunta a que mantenga las imputaciones, después de que en octubre, en el auto que ratificaba el juicio con jurado, dijera que María debía ser juzgada por este procedimiento, ya que tras saber que Carcaño y El Cuco habían dado muerte a Marta, "en lugar de avisar a la Policía se puso de acuerdo para hacer desaparecer el cuerpo".

  • 1