Deportes

La Fiscalía se opone a la recusación de Alaya pedida por Oliver

Asegura que no hay ninguna prueba de su falta de objetividad y sus resoluciones fueron confirmadas por la Audiencia provincial.

el 24 ene 2014 / 16:28 h.

La Fiscalía de Sevilla se ha opuesto a la recusación de la juez Mercedes Alaya planteada por el empresario Luis Oliver por su investigación de las cuentas del Real Betis, pues no hay ninguna prueba de su falta de objetividad y sus resoluciones fueron confirmadas por la Audiencia provincial. La Fiscalía, en un escrito al que ha tenido acceso Efe, rechaza la recusación pedida por Oliver, que había comprado las acciones del club deportivo a Manuel Ruiz de Lopera y que pidió que Alaya fuese apartada de la causa por su "enemistad manifiesta, interés directo o indirecto en la causa" y por su arbitrariedad y "falta de imparcialidad". La Fiscalía, por el contrario, entiende que la recusación formulada "adolece de importantes omisiones de resoluciones dictadas en la causa y de circunstancias acaecidas" en los últimos tres años y medio, entre otros la "complejidad y relevancia" de otros sumarios que instruye la juez, como el caso de los ERE y de Mercasevilla. Además, el tiempo en que la causa estuvo paralizada se debió a la "tramitación de los recursos previstos en la ley" ante la Audiencia provincial, a la realización de un peritaje sobre la gestión de Ruiz de Lopera en el Betis y a los seis meses que la juez estuvo de baja médica. Oliver, Lopera y otras ocho personas están imputada en una causa por presunto delito societario en la gestión del Betis, que según los peritos judiciales sufrió en las temporadas 1999 a 2008 un perjuicio económico de 17 millones de euros y entre los años 1993 y 98 de otros 12,4 millones de euros. Según la Fiscalía, las afirmaciones o temores del empresario sobre la falta de imparcialidad y el interés directo o indirecto de la juez en el pleito "no se sostienen por no hallarse objetiva y legítimamente justificadas". Además, lamenta que Oliver, al hacer referencia a la presunta "enemistad" de que es objeto, no se haya referido a su condena a pagar una multa de 4.500 euros por llamar "nazi" y "loca" a la juez Alaya el 26 de octubre de 2010 durante un acto con aficionados en una peña bética de Utrera (Sevilla). Dice la Fiscalía que el Tribunal Constitucional tiene establecido que "no puede pretenderse la recusación de un juez por el mero hecho de tener criterio jurídico anticipado sobre los asuntos que debe resolver" y precisa que en la causa sobre el Betis existen dos cuestiones jurídicas "sumamente complejas y ampliamente debatidas en la presente causa", resueltas contra los intereses de Oliver por Alaya pero confirmadas por la Audiencia provincial. Se trata de la naturaleza jurídica de la compraventa de las acciones del Betis y la legitimación de Bitton Sport, la empresa de Oliver, para personarse en la pieza de medidas cautelares que retiró a Lopera el control sobre su paquete de acciones.

  • 1